La dinastía iniciada por el Bugatti Veyron y continuada años más tarde por el Bugatti Chiron (prueba) tiene nuevo heredero. Se llama Bugatti Tourbillon y es lo más nuevo de la firma francesa, un hypercar híbrido del que solo se fabricarán 250 unidades (menos que sus predecesores) y todas ellas estarán equipadas con un motor V16 y hasta 1.800 CV de potencia.

Estéticamente, el nuevo Tourbillon adopta una imagen imponente derivada de los últimos productos de Bugatti. Un frontal afilado que cuenta con la característica parrilla en forma de herradura de la marca, unos delgados faros LED muy similares a los del Chiron y dos grandes tomas de aire a cada lado, con un splitter de carbono en la parte inferior.

bugatti tourbillon

Desde el perfil, el nuevo hiperdeportivo luce una silueta muy alargada con la típica sección trasera ensanchada, apéndices aerodinámicos en las taloneras de carbono, una luneta delantera muy inclinada y unas pequeñas ventanillas laterales integradas en unas puertas diédricas. Por último, la zaga la protagoniza un enorme difusor de carbono con salidas de escape integradas, unas luces posteriores con el logo de Bugatti iluminado en el centro y una luneta trasera dividida como los clásicos modelos de la marca.

En el interior, un espectacular volante con mandos integrados da paso a la obra de arte que Bugatti ha confeccionado para el cuadro de instrumentos que, a diferencia de lo que viene siendo habitual en la industria del automóvil moderna, es totalmente analógico y ha sido diseñado por relojeros de Switch. Una columna central integra parte de los controles y una pantalla digital oculta en la parte superior. También hay unos asientos deportivos y todo ello está acompañado de los mejores materiales y acabados del mundo.

El corazón híbrido del nuevo Bugatti Tourbillon

bugatti tourbillon

Sin embargo, lo más interesante del nuevo Bugatti Tourbillon es su apartado mecánico. Mostrado hace unos meses, el alma del nuevo modelo de la marca es un motor V16 de 8.3 litros y aspiración natural que ha sido desarrollado en colaboración con Cosworth. Pesa solo 252 kilos, es más grande que el anterior motor W16 y desarrolla 1.000 CV de potencia a 9.000 rpm junto a un par motor de 900 Nm.

El Bugatti Bolide equipa los frenos más grandes del mundo instalados en un coche de carreras

El Tourbillon es híbrido, por lo que equipa tres motores eléctricos, de los cuales dos han sido instalados en el eje delantero y uno en el trasero. Están alimentados por una batería con una capacidad energética de 25 kWh montada en el centro del chasis para no interferir en el reparto de pesos y generan una potencia combinada de 800 CV. Esto da un total de 1.800 CV. El par motor no ha sido especificado.

bugatti tourbillon

En términos de prestaciones, lo nuevo de Bugatti acelera de 0 a 100 km/h en 2 segundos, de 0 a 200 km/h en menos de 5 segundos y alcanza los 300 km/h desde parado en unos 9 segundos. La marca incluso ha revelado en cuánto tiempo pasa de 0 a 400 km/h el nuevo Tourbillon (menos de 25 segundos), mientras que su velocidad máxima está limitada a 380 km/h, a no ser que la segunda llave sea insertada, en cuyo caso el limitador aumentará hasta los 444 km/h.

Además de unas prestaciones de infarto, Bugatti, que ahora se encuentra bajo la batuta de Mate Rimac, CEO y fundador de Rimac Automobili, ha logrado que los motores eléctricos y la batería puedan impulsar al Tourbillon sin conectar el motor de gasolina. Esto permite al hipercoche circular en modo eléctrico durante 60 kilómetros. Desconocemos los tiempos de carga, aunque el Tourbillon ha sido equipado con una arquitectura de 800 voltios, por lo que serán reducidos.

bugatti tourbillon

Bugatti tan solo va a fabricar 250 unidades del nuevo Tourbillon y venderá cada una de ellas a un precio de 3,8 millones de euros (más impuestos). Los primeros clientes recibirán sus coches en 2026.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.