A principios del nuevo milenio, BMW sorprendió a todos con la cuarta generación del Serie 7, el buque insignia de la marca bávara. Una nueva generación que rompió con todos los cánones del fabricante alemán y supuso un antes y un después en cuanto a innovación tecnológica y diseño, obra de Chris Bangle. Ahora sale a la luz este BMW Serie 7 ZBF, el prototipo que sirvió de inspiración para la berlina y que ha permanecido en secreto desde los 90.

En el último episodio de la serie “Inside BMW Group Classic”, la marca alemana ha mostrado por primera vez el prototipo de los años 90 que sirvió de inspiración para el Serie 7 del nuevo milenio, un concept que nunca antes había aparecido ni en ferias ni en ninguna publicación. Como puedes ver en el video que acompaña a estas líneas, la berlina tiene un diseño sobrio en el que destaca la parrilla de doble riñones de gran tamaño, como los últimos modelos que han salido al mercado.

Prototipo BMW Serie 7 ZBF

BMW Serie 7 ZBF y la parrilla XL

Con respecto al BMW Serie 7 que se comercializaba en aquella época, el E38, el prototipo ZBF destaca por una parrilla de doble riñones de mayores proporciones, algo que, en aquellos años, resultaba muy llamativo. Sin embargo, podríamos considerar este concept car como el origen de las parrillas XL que BMW está adoptando ahora en sus modelos, como la nueva generación del Serie 4.

La vista lateral del Serie 7 ZBF presenta una línea bastante clásica que recuerda ligeramente al Serie 3 de aquellos años. Resultan muy llamativos los tiradores de las puertas ocultos que emergían en el momento de abrirla, una solución para mejorar la aerodinámica parecida a la que hoy incorporan algunos vehículos y que, en aquella época, era todo un adelanto. También llaman la atención las cámaras que sustituyen a los retrovisores, como algunos coches eléctricos en la actualidad.

Interior original

Si por fuera el BMW Serie ZBF era más bien sobrio y clásico, no se puede decir lo mismo del interior. Podríamos calificarlo como originar y muy futurista. Del salpicadero, destaca la pantalla del sistema de infoentretenimiento que, si bien es pequeña para lo que estamos acostumbrados en la actualidad, para la época es algo poco habitual. Como también lo es el hecho de que estuviera integrada en la misma zona del cuatro de instrumentos, como hoy hacen cada vez más marcas.

Otro aspecto destacable que se observa con mucha frecuencia en los coches actuales son las rejillas de ventilación a lo largo de todo lo ancho del salpicadero. No pantallas ni botones táctiles, pero sí un buen número de comandos físicos distribuidos por el volante, el túnel central, la zona superior del salpicadero y la consola, así como muchos huecos para depositar objetos. Para elevar el nivel de lujo, el habitáculo está revestido con abundante superficie en madera y aluminio.

Prototipo BMW Serie 7 ZBF

Buena acogida

BMW no ofrece información sobre el motor que equipa este prototipo del Serie 7, aunque cabe pensar en el V12 de 5.4 litros que montaba el Serie 7 de la generación E38, que entregaba 326 CV.

Según dijo uno de los responsables de diseño de aquellos años, Joji Nagashima, el Serie 7 ZBF fue muy bien acogido por los directivos de la marca. Sin embargo, el prototipo unca fue presentado al público, a pesar de que muchos de sus elementos luego fueron incorporados en futuros modelos. Hasta hoy.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.