Es probable que cuando pienses en el primer M3 con motor V8, el modelo que te venga a la mente sea el M3 E92 con su impresionante bloque de ocho cilindros en V y 4.0 litros. Sin embargo, la historia de amor entre el emblemático deportivo y el motor V8 comienza antes, concretamente en el año 2001, con toda una declaración de intenciones en el mundo de la competición automotriz. Esta es la historia del BMW M3 GTR Strassenversion de 2001.

BMW M5: historia, generaciones y versiones especiales

Nos trasladamos a 1995, cuando BMW decide participar en las American Le Mans Series (ALMS) con el M3, un campeonato Gran Turismo en el que el Porsche 911 -conoce su historia- era el claro dominador. Con el nuevo milenio, la firma de Múnich planea un nuevo cambio de rumbo en una estrategia que, hasta ahora, no estaba teniendo resultados. La temporada 2001 se convertiría en un año repleto de triunfos, en el comienzo de una era de éxitos que se redujo finalmente a una sola temporada.

Una victoria que se le resistía a BMW

BMW M3 GTR 2001

La clave de esta nueva estrategia se edificaba alrededor de un nuevo motor que muy concienzudamente los ingenieros de BMW habían desarrollado para superar al nueveonce. El propulsor P60B40, un V8 de 4.0 litros derivado del bloque V10 empleado en la Fórmula 1, era más ligero (12 kg menos) y aportaba un centro de gravedad más bajo con un mejor reparto de pesos que el anterior seis cilindros en línea de 3.2 litros, así como un extra de potencia.

Los resultados no tardaron en llegar y el BMW M3 GTR E46 logró la victoria en seis de las ocho carreras de la ALMS, triunfos acompañados de cinco pole positions y los campeonatos de marcas y pilotos. Mientras tanto, para validar un ansiado año que tardó en llegar, pero que finalmente supuso el éxito para BMW Motorsport, la compañía debía fabricar 10 unidades de calle del modelo para poder homologar la versión de competición. Y es aquí donde nace el BMW M3 GTR Strassenversion de 2001.

BMW M3 GTR Strassenversion (2001), el primer M3 con motor V8

BMW M3 GTR 2001

El reglamento de la ALMS brindó una oportunidad de oro a todos los fabricantes (a la cual solo se acogió BMW). Para poder equipar un motor diferente al de la versión de calle -en la que supuestamente estaba basado el modelo de competición- era necesario fabricar solo 10 ejemplares con especificaciones de calle derivadas del modelo de carreras, y debían estar a la venta en dos continentes diferentes como máximo un año después de su entrada en vigor.

Los ingenieros de BMW Motorsport tomaron como base el chasis del M3 GTR de carreras y construyeron artesanalmente el resto del vehículo. De la versión de competición también derivaba la suspensión, mucho más rígida que en el M3 Coupé E46, y el famoso propulsor que lo impulsaba. El P60B40 fue ligeramente limitado hasta los 350 CV de potencia a 7.250 rpm (unos 100 CV menos que el M3 GTR), se asoció a un cambio manual de seis velocidades con embrague de competición y a un diferencial electrónico conectado al eje posterior.

BMW M3 GTR Strassenversion 2001

A nivel estético, los ingenieros optaron por un kit de carrocería compuesto por elementos de carbono que lo diferenciaban de un BMW M3 -conoces su historia- “normal”. Los parachoques eran más voluminosos, se equiparon nuevas taloneras, se conservaron las cuatro salidas de escape posteriores y se le dotó de un alerón fijo de fibra de carbono visible. El capó ahora contaba con una entrada de aire que ayudaba a refrigerar el gran V8 que descansaba en su interior. La estética la completaba las llantas de 19 pulgadas que compartía con el M3.

La historia de BMW: un siglo de evolución

El habitáculo es una oda a la reducción de peso. Se prescindió de la mayoría de los elementos innecesarios con el fin de mantener el peso a raya y dotar al BMW M3 GTR Strassenversion de 2001 de un comportamiento más ágil y radical. No había asientos traseros, mientras que los delanteros fueron reemplazados por dos baquets de carreras. También había inserciones de carbono en el salpicadero y, a pesar de lo que ocurre con otros coches de carreras matriculables, se conservó el sistema de sonido, la climatización y los elevalunas eléctricos.

10 unidades que jamás llegaron

BMW M3 GTR Strassenversion 2001

La información oficial es que BMW fabricaría 10 unidades del BMW M3 GTR Strassenversion y que las vendería a sus clientes por un precio de unos 250.000 euros (de lejos, los M3 más caros de la historia). Sin embargo, en base a la investigación de nuestros compañeros de Motor.es, ahora sabemos que es el duro revés que sufrió BMW en 2002 condicionó directamente el futuro del modelo de calle.

“2001: Nosotros reescribimos los libros de historia. 2002: Ellos reescribieron el reglamento”, rezaba un anuncio publicitario de BMW. Tras el aplastante triunfo del M3 GTR V8 en la American Le Mans Series de 2001, el Automobile Club de I’Ouest, el organismo que dirige las 24 Horas de Le Mans y las ALMS, decidió modificar el reglamento. Este cambio obligaba a la firma alemana a producir 100 unidades de calle en lugar de las 10 previstas, así como 1.000 unidades del motor P60B40, introduciendo tanto la mecánica como sus elementos en el catálogo de piezas oficiales.

BMW M3 GTR Strassenversion 2001

Esto provocaba que el programa 2002 del BMW M3 GTR en las ALMS se convirtiera en una misión deportiva imposible de asumir para BMW, viéndose obligado a retirarse del campeonato. A su vez, el M3 GTR Strassenversion caía en el cajón de proyectos desechados de la firma bávara, lo que significaba que las 10 unidades que estaban previstas que iniciaran su comercialización en enero de ese mismo año, finalmente no lo hicieran.

BMW X5 Le Mans: la historia del primer SUV de alto rendimiento

Hasta ese momento, BMW Motorsport ya había ensamblado tres de los diez ejemplares del BMW M3 GTR Strassenversion planificados. Estas tres unidades jamás salieron a la venta y los otros siete ejemplares nunca llegaron a fabricarse. Actualmente, las tres unidades del M3 GTR de calle siguen siendo propiedad de BMW en Alemania.

BMW M3 GTR Strassenversion 2001

BMW M3 GTR 2001 (Race Car)

Fuente: Motor.es

2 Comentarios

  1. Hola Juan, teniendo en cuenta que jamás se ha vendido ninguna de las tres unidades fabricadas sería difícil determinar un precio hoy en día. Aunque, si alguna vez se subastara alguna de ellas, imagino que podría rondar el millón de euros con facilidad. Un saludo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.