El Bertone Ramarro Corvette es, sin duda, uno de los prototipos más curiosos, especiales y desconocidos de los años 80. En esta época surgieron muchos prototipos locos, muchos de ellos procedentes de las plumas de algunas de las casas de diseño italianas más importantes, que no dudaban en intentar mantener protagonismo dando forma a versiones locas e irreverentes de auténticos mitos de las cuatro ruedas.

Porsche 911 Bertone, posiblemente el 911 más raro de la Historia

Este es el caso del Corvette diseñado por Bertone y presentado en el Salón de Los Ángeles de 1984. En aquellos tiempos, las líneas rectas protagonizaban el diseño de automóviles, especialmente en Italia, cuna del diseño, con creaciones míticas como el Lamborghini Countach o el Ferrari Testarossa. Las curvas no estaban de moda y eso también se puede comprobar en el Corvette C4 de 1983, sin duda la versión más ‘cuadriculada’ de todas las generaciones del Chevrolet Corvette.

Bertone Ramarro Corvette cenital

Bertone Ramarro Corvette: ¡un lagarto americano!

Las formas del Bertone Ramarro Corvette eran completamente diferentes, algo nuevo. Las proporciones cambiaban ligeramente, gracias a un habitáculo ligeramente retrasado, una zaga muy corta y algunos centímetros más de anchura para darle más músculo al conjunto. Unido a su espectacular color verde (Ramarro es el nombre italiano del Lagarto Verde o ‘Lacerta Viridis’ en su nombre científico) con el techo en contraste, la imagen era espectacular.

Bertone Mustang: un muscle car italiano único

Además, este Corvette diseñado por Bertone contaba con unas puertas realmente únicas y espectaculares: de apertura lateral: y es que el diseño italiano contaba con unas puertas de gran tamaño, tan grandes que habrían sido un problema a la hora de aparcar en zonas estrechas. Con esta solución, adiós problema. En la zaga destacaban las líneas rectas y cuadradas, sin mucho margen a la imaginación.

Bertone Ramarro Corvette lateral trasera

Desde el primer momento, Bertone fue sincero con este Corvette: no llegaría a la línea de producción. El Bertone Ramarro Corvette se quedó como un ejercicio de diseño y una herramienta de marketing para mostrar las capacidades de Bertone tomando como base un icono americano. Sin duda fue un coche que consiguió llamar la atención en aquel lejano ya Salón de Los Ángeles, pero que con el paso del tiempo fue pasando al olvido. Hoy pocos conocen al Corvette más italiano de la historia.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.