La relación entre Ferrari y Pininfarina se extiende a lo largo de las décadas. Es una de las asociaciones más longevas de la industria automotriz y una de las que mejores resultados ha dado. Tanto que otros prestigiosos diseñadores han intentado ofrecer su visión de cómo debían ser los productos de Ferrari sin éxito. Un ejemplo de ello es el Ferrari 308 GT Rainbow concept de 1976, un raro prototipo que fue diseñado por Marcello Gandini.

En 1975, Carrozzeria Bertone, donde Gandini era jefe de diseño, se encargaba de la fabricación de las carrocerías del 308 GT4 que había sido lanzado dos años de la llegada del Dino 308 GTB, con unas líneas más redondeadas que fueron rápidamente aprobadas por los más fanáticos de la firma del Cavallino Rampante.

Ferrari 308 GT Rainbow concept 1976

Así, Nuccio Bertone y su diseñador jefe trataron de crear algo que fuera diferente a lo que se concebía como un Ferrari en la época, un coche con un aspecto que no se pareciera a ningún otro modelo de la marca italiana. Esto llevó a Gandini a diseñar el 308 GT Rainbow concept y a exponerlo en el Salón del Automóvil de Turín de 1976, un coche que estaba basado en el chasis del 308 GT4, aunque lo acortaron 10 centímetros.

Ferrari 308 GT Rainbow concept (1976)

La visión de Marcello Gandini, padre de modelos como el Lamborghini Miura y el Countach, el Lancia Stratos, el Maserati Quattroporte, el De Tomaso Pantera o el Alfa Romeo Montreal, entre otros muchos; de cómo debía ser un Ferrari a mediados de los ’70 rompió con todos los esquemas establecidos hasta la época. Bertone reveló un coche en forma de cuña, con líneas rectas y bordes afilados que sorprendió a todo el mundo.

Ferrari 308 GT Rainbow concept 1976

El Rainbow concept contaba con un voladizo trasero muy corto, que estaba compensando por un delantero muy largo y sobresaliente. Era brutalmente agresivo, con elementos de diseño que servirían para inspirar al Subaru XT y al Toyota MR2, y una carrocería bañada en azul metalizado que contrastaba con el tono más oscuro que lucía en los perfiles corrugados, lo que hacía que se vieran aún más marcados.

Mazda MX-81 Aria (1981): la restauración del concept car diseñado por Bertone

Este radical diseño, lejos de cualquier otro producto de Ferrari, chocaba con un interior simple, pero funcional, con un diseño plano en el salpicadero, algunos relojes integrados, un volante grande y una pequeña consola inferior. Pero había más. Además de los faros escamoteables característicos de la época, Gandini instaló un techo de tipo Targa que bajaba detrás de los asientos y no hacía necesario guardarlo en el maletero. Esto lo convirtió en el primer Ferrari con techo rígido retráctil de la historia, aunque el 308 GT Rainbow concept era un prototipo y el primer modelo de producción en equiparlo fue el 458 Spider en 2009.

No triunfó, pero forma parte de una colección

Ferrari 308 GT Rainbow concept 1976

Bertone y Gandini no realizaron cambios a nivel mecánico, por lo que su prototipo seguía equipando el motor V8 de 3.0 litros y 250 CV ubicado en mitad del chasis. Estaba asociado a un cambio manual y toda la potencia se enviaba al tren trasero.

El Ferrari 308 GT Rainbow concept no tuvo el éxito esperado por Bertone y Gandini precisamente por el mismo motivo por el que había sido concebido, porque se alejaba de lo que se entendía como un modelo de Ferrari. El concept se lo quedó el carrocero italiano y lo añadió a la Colección Bertone, que ahora pertenece al Automotoclub Storico Italiano (ASI), una federación de coches históricos italianos.

Fotos: Mad4Wheels

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.