Audi es una marca conocida en el mundo de la automoción por su fiabilidad e innovaciones tecnológicas, pero también por ofrecer unos diseños normalmente anodinos en sus productos. Sin embargo, en la década de los 90, llegó un modelo que rompió con todos los moldes de la marca alemana, recuperando ese carácter deportivo y emocional que había perdido. Fue el Audi TT, que cumple sus bodas de plata y se despide… desgraciadamente.

Nuevos colores mate para los Audi TT, Q3 y sus versiones deportivas S y RS

La firma de los cuatro aros anda inmersa en la electrificación de su gama. De hecho, tiene previsto fabricar solamente coches 100% eléctricos a partir de 2026, a la vuelta de la esquina. Y, además, tal y como reconoció el jefe técnico de la compañía, Oliver Hoffman, a la publicación Auto Express, en Ingolstadt están más interesados en vender SUV que vehículos deportivos.

El Audi TT es uno de los coupés más apreciados por los seguidores, prácticamente desde que el primer prototipo fue presentado en el Salón de Frankfurt de 1995. Sin embargo, aunque nos duela, los SUV y la electrificación ha hecho que el TT ya no tenga hueco entre los productos de la marca. Cuesta creerlo, pero el pequeño coupé alemán no tendrá sucesor

El Audi TT cumple sus bodas de plata y se despide

“Queremos agregar algunos coches muy emotivos a nuestra cartera y tenemos algunos conceptos realmente buenos. Pero un sucesor directo del TT no es la respuesta. No podemos simplemente decir ‘haremos el TT con motor eléctrico’. Hablando con franqueza, tener un TT con batería no es fácil de manejar”, dijo Hoffman a Auto Express.

Y añadió: “En cambio, nos preguntamos: ‘¿Cuáles son los coches emocionales adecuados para nosotros en Audi?’ No había demanda de un TT cuando lo lanzamos. Y eso es lo que queremos volver a hacer, sorprender a nuestros clientes. Estamos trabajando duro en este concepto y estoy muy contento de trabajar con Markus Duesmann (CEO de Audi). Estamos presionando mucho y esperamos poder sorprender con eso”.

El Audi TT dirá adiós en 2023, 25 años después de su lanzamiento, aunque quizás haya un modelo que ocupe su lugar, pero ni mucho menos se parecerá al pequeño deportivo como lo conocemos.

Audi TT: así se gestó su nacimiento

Audi TT bodas de plata

Audi barajó la posibilidad de lanzar un coupé compacto en varias ocasiones: primer fue el Audi Quattro Spyder, un deportivo cuyo diseño sigue encandilando a muchos hoy en día. Montaba un motor V6 de 2.8 litros y 174 CV, pero la marca abandonó el proyecto por los elevados costes que suponía su producción.

Luego llegó el Audi Avus Quattro, un coche con un carácter más exhibicionista que con vocación de llegar a la cadena de producción, inspirado en el Auto Union Type C y equipado con un motor W12 6.0 con 509 CV, tracción quattro y cambio manual de seis relaciones. Era capaz de alcanzar los 340 km/h.

Audi TT RS Heritage Edition, un adiós limitado a 50 unidades

Pero, para lanzar al mercado un deportivo realmente viable, había que bajar a la Tierra y poner los pies en el suelo. En 1993, Audi encargó la creación de un coupé a un reputado diseñador neoyorquino, Freeman Thomas. El proyecto empezó a coger forma utilizando la plataforma PQ34, la misma que usó el Audi A3 que se salió a mercado en 1996. Esto permitía a la marca ahorrar costes y utilizar muchos elementos muchos elementos de otros modelos, como los motores, las suspensiones, etc. Por tanto, el proyecto era viable a nivel de rentabilidad, sin mermar el estilo, las prestaciones y la calidad.

El Salón de Frankfurt de 1995 acogió el primer prototipo de futuro Audi TT y fue tal el éxito que alcanzó que apenas recibió modificaciones antes de llevarlo a producción. De hecho, el TT fue uno de los pocos concept cars llevados a la línea de montaje casi sin cambios, a excepción de unos ligeros retoques en el pilar B, más delgado en la versión de producción que en la conceptual, y la inclusión de una pequeña ventanilla para aligerar la imagen visual y mejorar la luminosidad en el interior.

En 1998 llega al mercado y aparecen los primeros problemas

Tres años después de la presentación del prototipo, en 1998, Audi inició la comercialización del TT. Aunque pronto llegaron las primeras críticas: además de lucir un aspecto deportivo, la firma alemana entendió que también debía comportarse como tal.

Por otra parte, los diseñadores impusieron su criterio y exigieron que no se le incorporase ningún elemento aerodinámico, lo que obligó a trabajar en los bajos para encontrar el apoyo aerodinámico necesario. Al ser un coche con tracción delantera, los ingenieros trabajaron para que el eje trasero fuera más reactivo y no tuviera el típico comportamiento subvirador.

Audi ha dejado de vender coches diésel en los Países Bajos

En definitiva, intentaron hacer un verdadero deportivo y eso se convirtió en un problema. El cliente del Audi TT no eran expertos en conducción deportiva, sino compradores de la marca que querían un coche coupé, bonito y diferente. Por otro lado, la publicación alemana sensacionalista Sterm publicó un artículo en el que tildaba al TT de vehículo inestable a altas velocidades, tendente a derrapar en las curvas tomadas a alta velocidad y que había estado involucrado en ocho accidentes, cinco de ellos con víctimas mortales.

Audi TT bodas de plata

Comentarios como estos comenzaron a mermar las ventas y afectar a la imagen de la marca. Audi llevó a los tribunales a la revista, pero, mientras tanto, modificó algunos aspectos del TT. De manera que el coupé pasó a ser un coche mucho más predecible y subvirador, como los modelos actuales de la marca. Tocaron la suspensión trasera para hacerla más blanda, instalaron una pequeña cola entre los pilotos y modificaron el control de estabilidad. Es decir, el Audi TT dejó de ser un coche deportivo.

A finales de 1999, Audi tuvo que llamar a revisión más de 37.000 unidades del TT, a las que se les aplicó todos los cambios mencionados. Posteriormente, el coche se convirtió en un éxito de ventas y en un icono de la marca, por haber sido un punto y aparte en cuanto a diseño se refiere. En 2023, 25 años después de su lanzamiento al mercado, el Audi TT dirá adiós. Quizá sea el momento de hacerse con algunas de sus versiones más especiales, como los V6, los RS o los TT de Le Mans.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.