La gama del (prueba) Audi e-tron, disponible con dos carrocerías, cuenta desde ahora con nuevas versiones tope de gama. Se llaman Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback y según Audi, son los primeros automóviles de producción en masa que emplean un sistema de propulsión con tres motores eléctricos. Precisamente ese detalle, junto con otros cambios que te detallamos a continuación, es lo que diferencia las variantes S del resto de e-tron.

PRUEBA: Audi S4 Avant TDI

Porque tanto el e-tron S como el e-tron S Sportback cuentan con dos motores eléctricos en el tren trasero y otro más en el delantero. El frontal es una versión modificada del que equipa el Audi e-tron 55 pero con más potencia y ese mismo propulsor se emplea por partida doble detrás. Los tres extraen la energía de una batería de iones de litio idéntica a la de la versión 55, con 95 kWh (86 kWh útiles). Capacidad suficiente para que homologuen 360 y 365 km de autonomía, respectivamente, con una única carga.

Audi e-tron S Sportback delantera

Estos tres motores producen en el modo de conducción normal una potencia máxima de 435 CV. Si bien, al seleccionar el modo S, los nuevos Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback pueden producir durante periodos de ocho segundos hasta 503 CV de potencia y 973 Nm de par. En esta situación, pueden completar el paso de 0 a 100 km/h en tan solo 4,3 segundos, con una velocidad máxima fijada en 210 km/h.

En circunstancias normales, son los dos motores traseros los que se encargan de impulsar a los e-tron S y e-tron S Sportback, aunque el delantero siempre está listo para entrar en acción si se demanda más aceleración o se compromete el agarre. Cada uno de los propulsores traseros está unido directamente a la rueda, por lo que no hay un diferencial como tal, con una transmisión fija.

Audi e-tron S logo

Esto permite que el sistema pueda repartir el par entre ambos neumáticos en milisegundos y a voluntad, mejorando el comportamiento, la agilidad e incluso facilitando las derrapadas si así se desea. Como parte del equipamiento de serie, tanto el Audi e-tron S como el Audi e-tron S Sportback incorporan una suspensión neumática adaptativa deportiva, unas llantas de aleación de 20 pulgadas (con 21 y 22” en opción), un equipo de frenos más potente con pinzas fijas de seis pistones delante o una dirección progresiva.

Diseño exterior e interior de los Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback

Audi e-tron S interior

Estéticamente, estas dos versiones de alto rendimiento se diferencian rápidamente de sus hermanos de gama gracias a que lucen un diseño más agresivo. Cambia el aspecto de los paragolpes delantero y trasero, que ahora lucen formas más pronunciadas y en el caso del frontal, cuenta con entradas de aire más grandes. También se han ensanchado los pasos de rueda (23 mm a cada lado), añadido un difusor posterior que ocupa todo el ancho del vehículo o incluido las típicas molduras S plateadas en los retrovisores.

En el habitáculo hay unos asientos deportivos con ajuste eléctrico con los que se mejora la sujeción. Están tapizados en una mezcla de cuero y Alcantara con rombos en relieve que se combina con unos apliques decorativos en aluminio cepillado disponibles con dos acabados (o en fibra de carbono de forma opcional). Y a todo esto hay que sumar el resto de características comunes a la gama, como el sistema multimedia con dos grandes pantallas centrales, el cuadro de mandos digital…

Audi e-tron S llanta

El Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback saldrán a la venta simultáneamente en los principales mercados europeos en otoño de 2020. En España, el e-tron S tiene un precio de partida de 98.030 euros, mientras que para hacerte con un e-tron S Sportback tendrás que desembolsar un mínimo de 100.330 euros. Ambas tarifas incluyen el mantenimiento durante un periodo de 8 años o 160.000 kilómetros, lo que antes ocurra.

Audi e-tron S

Audi e-tron S Sportback

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.