Podemos hablar de muchas Mecas del automovilismo, pero cuando entramos en el territorio de los campeonatos de resistencia hay una uno que destaca, una prueba que sobresale por encima del resto y en el que todos quieres conseguir hacerse con la gloria: las 24 Horas de Le Mans. No se trata de una prueba al uso, algo que hemos podido comprobar por enésima vez gracias al vídeo que ha compartido el equipo Toyota GAZOO Racing en su Twitter.


En el podemos ver en primera persona el trazado entre las curvas Tetre Rouge y Porsche, lo que significa hacer el recorrido en la dirección inversa a cuando se compite, pero en lugar de con los monoplazas de la carrera, con un vehículo normal y comprobando como son sus rectas y curvas cuando el circuito está abierto al tráfico.

No deja de ser curioso la cantidad de vehículos que circulan por las inmediaciones, algo lógico ya que el trazado utiliza gran parte de carreteras públicas en su composición, que recordemos tiene una longitud de 13.626 kilómetros, incluida la recta de Les Hunaudiéres, de cinco kilómetros y solo interrumpida por la Chicane Forza Motorsport.

24 Horas de Le Mans 2018: pole provisional para el Toyota de Alonso

Por lo que respecta al tramo de Le Mans mostrado en el clip de vídeo, en el orden natural (es decir, partiendo desde las curvas Porsche), circulan a unos 200 km/h al principio, alcanzando picos de 280 km/h y teniendo que bajar a 70 km/h en las Chicanes Ford, que ya entran a formar parte del circuito permanente de Bugatti, que no estuvo allí desde el principio: las 24 Horas de Le Mans empezaron a disputarse en 1923, y el trazado en el que se llevan a cabo numerosas pruebas de motor, como MotoGP, no se inauguró hasta el año 65.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.