ESPECIAL Audi TT 2 7 V6 trasera

ESPECIAL: Audi TT 2.7 V6 375 CV (primera generación), el mejor TT nunca llegó al mercado

Mucho antes de que el Audi TT RS hiciera su aparición, la división quattro GmbH de la firma alemana ya se había percatado del potencial de este modelo como base para desarrollar una versión mucho más radical y deportiva. Así que los ingenieros de la marca se pusieron manos a la obra y ocho meses […]

Mucho antes de que el Audi TT RS hiciera su aparición, la división quattro GmbH de la firma alemana ya se había percatado del potencial de este modelo como base para desarrollar una versión mucho más radical y deportiva. Así que los ingenieros de la marca se pusieron manos a la obra y ocho meses después nació el primer Audi TT 2.7 V6 del mundo -desarrollado, en 2001, a partir del TT de primera generación-. Un deportivo que en caso de haber llegado al mercado, habría hecho que se tambalearan los cimientos de la mismísima Porsche.

Y no es para menos, ya que se trata de un TT muy especial.  Gracias al sistema de tracción permanente y a los 375 CV y 440 Nm que entrega su propulsor, el TT 2.7 V6 prototipo es capaz de acelerar de cero a 100 Km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 295 Km/h. Unas cifras no muy alejadas de las que registra el TT RS Plus -la versión más potente de la generación actual, con 360 CV y 465 Nm-, pues alcanza los 100 Km/h en 4,1 segundos y llega hasta una velocidad punta limitada electrónicamente a 280 Km/h.

Sin menospreciar al fantástico motor de cinco cilindros en línea del TT RS -propulsor que también montaba el RS3 y que ahora equipa el nuevo Q3 RS-, lo que verdaderamente hace especial al Audi TT 2.7 V6 es su mecánica y más concretamente, las modificaciones que tuvieron que efectuar en el chasis para poder acoplarla. Se trata de un 2.7 V6 sobrealimentado con dos turbocompresores, un bloque de sobra conocido entre los seguidores de la marca, pues animaba nada menos que al Audi RS4 -B5- de la época (Prueba Audi RS4 2012).

ESPECIAL Audi TT 2 7 V6 morro

Pero como os imaginaréis, una ‘operación de trasplante’ de semejante envergadura no es tarea fácil. Los creadores del TT 2.7 V6 tuvieron que enfrentarse a una serie de problemas que principalmente estaban causados por la disposición de la mecánica del modelo de producción. Como comparte plataforma con un compacto, el propulsor estaba colocado en posición delantera transversal y de esta forma, el 2.7 V6 no cabía en el vano motor.

Y entonces, ¿cómo lo hicieron? Pues de una de las maneras más complicadas posibles, pero sin duda, la mejor opción. Tomaron directamente la base del chasis del RS4 B5, lo recortaron 17 centímetros, y lo acoplaron bajo la carrocería del TT de primera generación. Todos los elementos, como los brazos de la suspensión, los frenos, la transmisión, el diferencial trasero y por supuesto, el motor, son los mismos que podemos encontrar en la versión más deportiva del sedán con carrocería familiar -incluso las llantas de aleación son las mismas-.

De esta forma, Audi fue capaz de utilizar toda la parte ciclo del RS4 para el proyecto del Audi TT 2.7 V6. Y esto hizo que marcara diferencias con respecto a cualquier otro TT con tracción quattro. Esto se debe a que su sistema de propulsión empleaba un diferencial central tipo Torsen, mucho más apropiado para un deportivo que el de tipo Haldex empleado por los modelos con motor en posición transversal.

ESPECIAL Audi TT 2 7 V6 habitaculo

Si echas un vistazo al interior, comprobarás que no se diferencia en mucho con respecto al de cualquier TT de primera generación. Se estás familiarizado con el habitáculo del TT MkI, notarás pequeñas diferencias, como los asientos o el tapizado del volante, aparte de los elementos propios de un prototipo. Y es que este TT 2.7 V6 llegó a recorrer 20.000 kilómetros durante la fase de pruebas, donde demostró unas excelentes cualidades dinámicas.

ESPECIAL Audi TT 2 7 V6 zaga

A pesar de que nunca sabremos el éxito que podría haber tenido, nos gustaría que lo hubieran fabricado -podría haber sido una edición muy limitada, por ejemplo-. Aunque no disponemos de información oficial al respecto, lo más probable es que los altos costes de producción tiraran el proyecto a la basura. Al menos, gracias a las fotografías proporcionadas por Gunter Stachon Photography podemos conocerlo.

Fuente: Jalopnik

Imágenes: Gunter Stachon Photography

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR