Desarrollar un coche desde cero lleva tiempo, supone un gran esfuerzo económico e implica a multitud de trabajadores. Desarrollar un superdeportivo que, además de todo lo anterior, sea un referente dentro de su segmento, supone explotar un poco más las posibilidades del fabricante. Para ello, es necesario contar con unas instalaciones a la altura, que equipen todo lo necesario para crear un vehículo de primer nivel. Hoy descubrimos el Centro de Desarrollo de Weissach, el lugar donde nacen los sueños más deportivos de Porsche.

La historia del motor TAG turbo de Fórmula 1 desarrollado por Porsche

“Los deportivos de carretera y los vehículos de competición se han desarrollado en Weissach durante medio siglo. Los sueños se han diseñado, creado y probado en este idílico paraje”, comenta Achim Stejskal, Director de Patrimonio y del Museo Porsche. Estas instalaciones equipan todo lo necesario para el desarrollo, creación y prueba de cualquier prototipo y/o modelo de producción.

Weissach, la cuna de todos los modelos de Porsche

Weissach Porsche

A finales de la década de 1950, Ferry Porsche comenzó a buscar una ubicación adecuada para un campo de pruebas. Necesitaba mucho espacio, mucho más de lo que el distrito densamente urbanizado de Zuffenhausen podía ofrecer. El nuevo lugar debería tener al menos espacio para una pista de deslizamiento. Esta curva sin fin, un área redonda cubierta de asfalto con un diámetro de poco menos de 200 metros, se utiliza para las pruebas de conducción y la puesta a punto.

Es en este momento en el que entra en escena la figura del entonces empleado y piloto de Porsche, Herbert Linge. En enero de 1960, Linge propuso a la compañía utilizar un terreno cubierto de maleza en Weissach y Flacht, con escaso rendimiento para la agricultura y situado en una localidad tranquila con pocos habitantes a tan solo 25 kilómetros de la fábrica de Zuffenhausen. El pueblo contaba con muchos campos abiertos, por lo que permitía cumplir con los planes de expansión de Porsche.

El proyecto recibió luz verde rápidamente tras alcanzar un acuerdo con los alcaldes de Weissach. Porsche recibió la aprobación final del Consejo Regional el 18 de septiembre de 1960 y la primera piedra se puso apenas un año después. En 1962 entró en funcionamiento la pista de pruebas y en marzo de 1966, toda la división de desarrollo de Porsche se trasladó de Zuffenhausen a este tranquilo pueblo.

Los edificios de oficinas y las fábricas surgieron de la nada, entre los campos de la zona y la tranquilidad del lugar. Cinco años más tarde, el 1 de julio de 1971, se abría el Centro de Investigación y Desarrollo.

Las instalaciones donde se da forma a los sueños de la compañía

Weissach Porsche

Las instalaciones de Weissach reúnen todos los requisitos para las primeras fases del proyecto: estudio de diseño, construcción del prototipo, túnel de viento y banco de pruebas. Aquí se ponen a prueba todos los Porsche, ya sean automóviles deportivos o vehículos de competición. El centro de desarrollo está estrechamente vinculado al circuito de la compañía. En esta pista es donde está ubicado el Centro de Automovilismo de Competición de Porsche, en Flacht, y es el lugar en el que se prosigue el desarrollo de los modelos de carreras de la marca alemana.

Todo comienza en el Centro Creativo de Weissach. En este departamento trabajan alrededor de 100 empleados y está dividido en dos niveles. El nivel superior albergar los puestos de trabajo para el diseño exterior e interior. Aquí es donde se crean los diseños iniciales de los nuevos vehículos en papel y en pantalla. En el piso inferior, los equipos de modelado dan forma a un modelo interior en una escala de 1:1 y un modelo exterior, inicialmente en una escala 1:3 y luego también a 1:1.

Weissach Porsche

El centro de diseño está estrechamente conectado con el área de preparación en la planta baja del edificio, el túnel de viento y el departamento de ‘Creación rápida de prototipos’, que se encarga del diseño y desarrollo de componentes para prototipos. También se crean en estas áreas, que por razones de seguridad están estrictamente cerradas, los concept cars de Porsche. Estos incluyen pioneros en nuevas tecnologías, prototipos de coches de producción en una etapa muy temprana de desarrollo y automóviles de exhibición destinados a eventos.

Comienzan las pruebas

Antes de trabajar en las pruebas de los prototipos Porsche, los ingenieros deben construir un modelo de fundición. Lo que pocos saben es que las instalaciones de Weissach cuentan con su propia fundición en el Edificio 1 desde 1971. Aquí, los empleados elaboran las diferentes partes que conforman el vehículo mediante el trabajo de forja.

Weissach Porsche

El siguiente apartado en el Centro de Desarrollo de Porsche en Weissach es el túnel de viento. El objetivo de esta enorme sala es probar la aerodinámica del vehículo, clave para una mayor eficiencia, seguridad de conducción y comodidad. “Usamos el túnel de viento en numerosas ocasiones entre una etapa de desarrollo inicial en los estudios de diseño y las pruebas de vehículos listos para la producción”, explica Dr. Michael Steiner, Director de Calidad/Desarrollo Total de Vehículos.

Con ocho metros de diámetro, el ventilador ubicado en el túnel tiene palas de carbono extremadamente ligeras. Puede generar viento con velocidades de hasta 300 km/h. Esto permite, según el fabricante alemán, establecer nuevos estándares en la calidad del flujo de aire al producir aire uniforme y con pocas turbulencias y ruido. El túnel de viento se puede utilizar tanto en el modelo de arcilla original como en los vehículos ya terminados.

Weissach Porsche

También en este punto se mide la superficie frontal del vehículo. La resistencia y, por tanto, el consumo de combustible o electricidad de un vehículo dependen en gran medida del área frontal. Para determinarla, se utiliza un aparato especial que permite recabar información vital para que un programa de procesamiento de imágenes calcule el área total de la superficie frontal.

Pruebas de temperatura y sistemas de propulsión

En Weissach también se encuentran cuatro cámaras climáticas que permiten realizar pruebas de temperatura. Ya sea a -40 grados o a más de 90 grados centígrados, cada modelo nuevo tiene que soportar estas condiciones extremas en la cámara varias veces durante el proceso de desarrollo. En estas salas se realizan pruebas como rociar agua en las ventanas después de una noche a -18 grados, descongelar el parabrisas con el motor en marcha, o que las pantallas se puedan leer con facilidad incluso a 40 grados y bajo la luz solar directa generada por un sistema artificial.

Weissach Porsche

El Centro de Desarrollo de Porsche incluye un edificio dedicado a la prueba de sistemas de propulsión. De los 18 bancos de prueba del centro, en la mitad testan los motores y transmisiones de los sistemas de propulsión de coches eléctricos. Se comprueba el funcionamiento de toda la unidad motriz junto con la futura batería de serie. La batería se encuentra en una cápsula de seguridad con clima controlado debajo del banco de pruebas real. La otra mitad de los bancos se destinan a los motores térmicos y transmisiones convencionales.

Electrónica, parte clave en el desarrollo y funcionamiento de un vehículo

El Centro de Integración Electrónica es otra de las áreas localizadas en Weissach Porsche. Anteriormente, los departamentos de electricidad y electrónica estaban distribuidos en doce sitios diferentes. Ahora, todas las subdivisiones quedan bajo el paraguas de este centro. Cuenta con casi 600 empleados y el departamento está dividido de la siguiente forma: especificación e implementación de subfunciones, en los pisos superiores; pruebas y calificación en condición de pista de carreras, en el pisto intermedio; y trabajo en los componentes individuales en los talleres, en la planta baja.

Weissach Porsche

En este departamento, los especialistas prueban todos los componentes electrónicos de un vehículo. A menudo, se emplean simuladores a los que se conecta la unidad de control y otros componentes, como los faros o el volante, con el fin de testar su funcionamiento mucho antes incluso de que el primer prototipo salga a la carretera. El laboratorio de sonido también se encuentra al lado. En él trabajan ingenieros de audio y acústica que buscan “una experiencia de sonido con calidad de sala de conciertos”.

La pista de pruebas, el centro de todo el complejo

El circuito se considera el corazón del Centro de Desarrollo de Weissach. Con la pista comenzó, hace 60 años, la construcción de todo el complejo. La pista de deslizamiento de menos de 200 metros de diámetro se utiliza para probar la dinámica de los vehículos. Esta pista ofrece diferentes oportunidades para probar un vehículo, desde carreras de aceptación después de la configuración inicial, hasta pruebas de resistencia para verificar la estabilidad operativa o diferentes test donde se optimiza el chasis, los motores, la carrocería y los sistemas eléctricos.

“Podemos completar vueltas rápidas con un vehículo de Le Mans, así como conducir a través de una cuenca de vadeo con un Porsche Cayenne (prueba) y luego subir una colina con una pendiente del 100%”, explica Eric Preising, especialista del equipo de pruebas de Porsche. “Casi no hay otro lugar en el mundo que ofrezca tantas pruebas de desarrollo diferentes en un área tan compacta”.

El primer Porsche Cayenne se desarrolló en secreto en España

El garaje de los prototipos de Porsche

La última estancia del Centro de Desarrollo de Weissach es el garaje de los prototipos. El más antiguo de estos aparcamientos se encuentra junto a la puerta principal del centro. Tiene 255 plazas repartidas en ocho niveles diferentes. Sin embargo, no es el más importante del complejo. El aparcamiento principal entró en funcionamiento en enero de 2021, tiene 1.150 plazas de aparcamiento divididas en 15 niveles y aproximadamente 400 puntos de recarga. Porsche también cuenta con un tercer estacionamiento ubicado en Hemmingen, al sur de Hannover, con 120 plazas de aparcamiento.

Weissach Porsche

En estos garajes para prototipos se encuentran vehículos que se dividen en tres categorías: “portaunidades”, vehículos en etapa de construcción y vehículos per-serie. Actualmente hay más de 1.900 vehículos de desarrollo Porsche sujetos a diferentes niveles de camuflaje y normas. Mientras esperan a proseguir con su fase de pruebas, los coches suelen estar escondidos en estos parkings. El secretismo alrededor de los prototipos es tan alto que incluso los empleados de Porsche necesitan un permiso verificado electrónicamente para acceder a los garajes.

Desde su fundación en 1971, el Centro de Desarrollo de Porsche ubicado en la localidad de Weissach, los desarrolladores de la compañía han logrado más de 7.000 patentes, y aproximadamente 6.500 personas trabajan en el lugar donde nacen los sueños más deportivos de Porsche.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.