Volkswagen Polo GTI R5: la vuelta de la firma a los rallyes

Más de cinco décadas de éxito lleva Volkswagen Motorsport. Desde los Escarabajo con carburadores del Porsche 912 a los cuatro campeonatos consecutivos en el WRC. Ahora, Volkswagen vuelve con el Polo GTI R5, y regresa a la disciplina que más alegrías le ha dado en los últimos años: los rallyes.

Volkswagen Polo GTI R5

Tras difundir la primera imagen, la compañía de Wolfsburgo ha presentado en el Circuito de Llucmajor, en Mallorca, el vehículo que finalmente aparecerá en escena en la segunda mitad de 2018. Este modelo carreras-cliente basado en el Volkswagen Polo 2017 equipa, como R5 que es, el motor transversal, sobrealimentado, de cuatro cilindros, 1,6 litros, 270 CV y 400 Nm que trabaja asociado a un cambio secuencial de cinco velocidades. Gracias a su potencia y a su peso, de 1.320 kilogramos, el Polo R5 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,1 segundos.

El coche, que podrá participar en la categoría WRC 2, ha sido desarrollado bajo la supervisión de François-Xavier “FX” Demaison, el director técnico y diseñador del Polo R WRC, y por Gerard-Jan de Jongh, exingeniero de carreras de Sébastien Ogier, piloto que se ha vuelto a proclamar campeón del mundo de rallyes.

Volkswagen Polo GTI R5

“Con el VW Polo GTI R5 esperamos transferir nuestra experiencia de cuatro títulos en el WRC a las carreras de clientes con éxito, y ofrecer una máquina de carreras de primera clase para innumerables campeonatos de rallyes nacionales y el WRC”, mantiene Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport. “Antes de la primera carrera del próximo año, someteremos al coche a pruebas rigurosas para asegurarnos de que esté preparado para las extremadamente variadas condiciones de las pistas de todo el mundo”, añade.

PRUEBA: Volkswagen Polo WRC R

El desarrollo del nuevo vehículo de competición comenzó a principios de 2017, mientras que la primera unidad fue probada por primera vez a mediados de noviembre en Fontjoncouse, Francia, sobre una superficie que combinaba asfalto y grava. Los tests continuarán en diciembre, aunque esta vez en Gran Bretaña.

Pamplona es la planta encargada de su producción. Desde Navarra, donde también se monta la jaula de seguridad, además de otros sistemas, es enviado a los clientes privados que lo adquieran -aún no se ha hecho público-. El Volkswagen Polo R5 se une al Volkswagen Golf GTI TCR 2018, presentado también esta semana, como las apuestas de competición para equipos no oficiales.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.