El Toyota GR Yaris se ha convertido en uno de los favoritos indiscutibles de este año, y prueba irrefutable es su rotundo éxito. Sin embargo, el utilitario nipón no tendría razón de ser sin sus correspondientes versiones de competición, tales como el Toyota GR Yaris AP4, modelo que correrá en el Campeonato de Australia de Rallyes (ARC).

Toyota GR Yaris AP4 3/4 trasera

Este se encuentra bajo las órdenes del tetracampeón de rallyes Neal Bates, y sus hijos, Harry y Lewis, serán los encargados de pilotar el GR Yaris. De esta forma, el equipo Bates se encuentra arropado por TOYOTA GAZOO Racing Australia (TGRA).

El Toyota GR Yaris AP4 listo para triunfar

Además de las especificaciones de rallye que equipa el Toyota GR Yaris AP4, el equipo TGRA ha trabajado en los motores de tres cilindros sobrealimentados por turbo y 1.6 litros para cumplir con la normativa del AP4. Aunque eso sí, se mantiene inalterada su espectacular patada.

Vídeo: el Toyota GR Yaris demuestra cómo se conduce sobre la nieve

Teniendo en cuenta que el utilitario nipón ha sido fabricado para cumplir con las regulaciones tanto del ya mencionado AP4 como con la especificación global WRC-2 para Rally2 y R5, nos encontramos con diversos ajustes. Y es que, según la normativa, tanto techo como puertas debían ser las de origen, es decir, las del GR Yaris de calle.

Toyota GR Yaris AP4 3/4 frontal

Y aunque el resto se puede modificar, lo bueno es que el utilitario deportivo recurre a materiales como la fibra de carbono el aluminio para concebirlas. Con todo esto, el peso no puede ser superior a los 1.230 kilos, pero el Toyota GR Yaris AP4 se queda significativamente por debajo.

Pedido y entrega de nuestro Toyota GR Yaris

Para lograrlo, los ingenieros han apostado por un capó y una trampilla rematados en fibra de vidrio, rejillas de ventilación y ventanillas de metacrilato y espejos impresos en 3D garantizando una importante reducción de peso.

En lo que a mecánica se refiere, nos encontramos con el mismo tres cilindros aunque con algunas modificaciones. Ahora se recurre a un colector de escape hecho a medida y a un turbocompresor con un restrictor de aire.

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.