Este es uno de esos vídeos que duele ver. Ya advertimos. Más de un millón de euros en coches pasando bajo una excavadora, después de haber sido incautados por contrabando. Y es que en los últimos días se ha publicado un vídeo en el que la aduana de Filipinas destruye un McLaren 620R y otros superdeportivos dentro de su campaña de lucha contra el tráfico ilegal de vehículos, sobre todo de lujo.

Vídeo: las autoridades taiwanesas destruyen un Lamborghini Murciélago

En el vídeo y en las fotos que ha publicado la propia Oficina de Aduanas (BOC, por sus siglas en inglés) se puede ver cómo la pala del vehículo pesado aplasta primero el techo y el parabrisas de los coches. Y después, para rematar la faena, se encarama con las orugas a algunos de ellos, como el propio McLaren 620R, que en España cuesta unos 300.000 euros. Todo, ante la mirada de un pequeño ‘auditorio’ que, al parecer, incluye a periodistas y también a algunas autoridades. Estos gritan y jalean durante el extraño espectáculo.

Además del bólido británico, la lista de ‘damnificados’ por los delitos cometidos por sus dueños incluyen un Bentley Continental Flying Spur de 2007, un Porsche Carrera S (C2S), un Lotus Elise y un Mercedes SLK.

El aciago destino del McLaren se conoció ya el año pasado, pues fue entonces cuando lo incautaron las autoridades. El 16 de julio llegó al puerto de Manila dentro de un contenedor y con unos papeles en los que figuraba como un Porsche Cayman. El motivo, claramente, era que su importador había pretendido ahorrarse los impuestos correspondientes. Y esto porque el coche alemán ‘solo’ paga 26.000 euros, al cambio. Mientras tanto, el 620R, valorado en Filipinas en 571.000 euros, debe abonar una tasa de 275.000.

Eso sí, no es la primera vez que vemos tomar medidas así de extremas en este país asiático que fue colonia española hasta 1898. Ya hace dos años el gobierno decidió destrozar 68 coches por valor de cinco millones de euros, y el año pasado lo hizo de nuevo con un Ferrari 360 Spider.

Todo esto se enmarca dentro de la polémica campaña de mano dura policial puesta en marcha por el presidente Rodrigo Duterte. Sobre todo, contra el narcotráfico, pero también contra otras formas de crimen. Esta ha generado miles de muertes en los cinco años que lleva este político en el poder. Amén de provocar condenas desde la ONU por el uso excesivo de la fuerza y la deriva dictatorial que está causando en el país.

El McLaren Elva estrena versión con parabrisas delantero

Así que, cuando la aduana de Filipinas destruye un McLaren 620R ante las cámaras, no se trata tan solo de un inocente vídeo que hace rechinar los dientes a los amantes de los coches. También de una advertencia al otro bando en la sangrienta guerra que se libra en el país y de un acto propagandístico de su gobierno.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.