Mobileye, la empresa especializada en el desarrollo de sistemas de ayudas a la conducción, ha terminado con éxito tres pruebas de conducción autónoma en Nueva York, una ciudad más concurrida de Estados Unidos. Estas pruebas representan un paso muy importante en los planes de la empresa israelí, propiedad de Intel, para comercializar su tecnología autónoma.

El hecho de haber concluido estas pruebas de manera satisfactoria es importante para Mobileye por haberse desarrollado en un contexto con mucha variedad de escenarios y una alta densidad de vehículos circulando cada día, como es Nueva York. Si un coche autónomo puede circular sin problemas por esta capital, podrá hacerlo en cualquier parte, según la compañía.

Un desafío importante

Conducción Autónoma Nueva York

La empresa israelí realizó dos pruebas de día y una de noche, utilizando un conjunto de cámaras para circular junto a taxis, autobuses, coches de caballos, ciclistas y peatones. El coche autónomo estaba equipado con la tecnología AV de Mobileye, basada en la visión de un ordenador, utilizando un radar LiDAR y subsistemas de mapeo.

Nueva York ha supuesto un desafío importante para las pruebas de conducción autónoma de Mobileye, ya que el coche autónomo ha tenido que superar 15 túneles, 21 puentes y muchos carriles estrechos enmarcados con bolardos y conos. En este sentido, el propio CEO de Mobileye, Amnon Shashua, admitió a Reuters que “es un dolor de cabeza probar en una ciudad como Nueva York”.

40 minutos de conducción autónoma

Mobileye es la única empresa especializada en conducción autónoma que realiza pruebas en la ciudad norteamericana. La empresa ha lanzado un vídeo sin editar de 40 minutos para demostrar el éxito de su tecnología. En el vídeo puedes ver un coche de prueba conduciendo sin intervención del conductor por la Gran Manzana.

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.