La venta de un Mercedes 300 SL Gullwing siempre es especial, aunque se trate de una unidad como esta, pendiente de restaurar. Aunque no te dejes engañar por su aspecto exterior: funciona y su interior está en buen estado, solo hay que devolver la carrocería a su color original.

Este Mercedes 300 SL Gullwing podría subastarse por 8 millones de euros

Este Mercedes 300 SL Gullwing (prueba), con número de chasis 6500143, estuvo muy vinculado con el mundo del cine. Fue adquirido por Roger M. Andrews en Los Ángeles, asistente de director de Hollywood, involucrado en la producción de películas del Oeste y de superhéroes, como Superman y Batman. Tras su muerto en 1958, el coche pasó a manos de L. Milton Wolf, promotor inmobiliario de Hollywood, quien lo pintó de color rojo.

A la venta un Mercedes 300 SL Gullwing de 1956 con una larga historia vinculada a Hollywood

Tras la muerte del señor Wolfs, en 1972, el coupé de Mercedes-Benz se lo quedó un miembro de la familia, incluido en el historial del vehículo. En los años 80, el coche recibió una ligera restauración de los cromados. Durante ese tiempo y en las décadas posteriores, fue conducido con moderación, hasta que fue comprado por un tercer propietario en 2018. Hasta entonces, el vehículo había pasado 60 años en manos de la familia Wolfs y durante ese tiempo recorrió un total de 150.000 kilómetros.

A subasta este Mercedes-Benz 300 SL Gullwing de 1955

Antes de su venta en 2018, el ‘alas de gaviota’ fue sometido a una profunda restauración por parte de un especialista de la marca, en la que fueron reparados los sistemas de aceite, refrigeración y combustible. Pese a haber estado una década sin funcionar, en pocos minutos el motor arrancó, emitiendo un bonito sonido.

Un Gullwing único y en buen estado

venta Mercedes 300 SL Gullwing

Hay que decir que el vehículo se encuentra en buenas condiciones, a pesar de su aspecto exterior. Está libre de óxido y no ha sufrido accidentes. Probablemente, el clima templado de California ha contribuido al buen estado del coche. El interior, por su parte, fue reelaborado hace muchos años, revestido con vinilo rojo. Conserva el tablero de instrumentos original y superficies de cuero original en algunas partes. Incluye un opcional de la época, como era el juego de maletas Karl Baisch Gullwing detrás de los asientos, así como una radio Becker México.

Cuando el tercer propietario compró el Gullwing en 2018m retiró cuidadosamente la pintura roja que había añadido Wolfs décadas atrás, para devolverlo a su color blanco original. El coche necesita una última restauración que le devuelva el aspecto exterior que tenía de fábrica, pero funciona perfectamente y está listo para circular. Como es habitual en cualquier 300 SL Gullwing, el precio no es nada barato: 2,4 millones de dólares.

Fuente: Gullwing Motor Cars

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.