Somos muchos los que hemos soñado con conducir aquel peculiar coche con el que Marty McFly y Doc viajaban al pasado. Ahora, aquellos que tengan fondos suficientes podrán pujar por uno de estos ejemplares: han puesto a la venta una réplica exacta del DeLorean de ‘Regreso al futuro’. Una subasta con fines benéficos ya que las ganancias se destinarán a la Fundación Michael J. Fox creada por el propio actor para investigar la enfermedad que él mismo padece: el Parkinson.

DeLorean 2021, el prototipo eléctrico que homenajea al coche con el que soñaste

El DeLorean DMC-12 fue una creación de John Z. DeLorean, un exdirectivo de General Motors. Decidió fundar su propia compañía de coches después de una exitosa carrera en GM que incluyó el lanzamiento del Pontiac GTO, pero no obtuvo los mismos resultados. El DeLorean fue un fracaso financiero por mucho que impresionases sus puertas de ala de gaviota o su carrocería de acero inoxidable.

No en vano, en 1985, cuando el DMC-12 apareció en ‘Regreso al futuro’ DeLorean Motor Company ya era historia. A pesar de ello, la película y sus dos secuelas consiguieron que aquel modelo se convirtiera en todo un icono de la cultura popular. Tanto que, hoy en día, la resucitada compañía planea construir una serie limitada de coches entre los cuales podría haber alguna que otra réplica del que protagonizó la saga.

Réplica del DeLorean de ‘Regreso al futuro’

Todo el equipamiento del original

Aunque la unidad que se subasta no es original, cuenta con todo lujo de detalles. Está equipado con el famoso condensador de fluzo, que sólo recibe este nombre en España: en realidad era condensador de flujo, pero un error en la traducción cambió ligeramente la denominación. Este elemento procede de unos de los vehículos que se emplearon en la película y, además, cuenta con control remoto como los originales.

Las llantas del Bugatti EB110 cuestan más que un Renault Clio

A esto hay que añadir las enormes salidas de aire de la parte posterior o los circuitos de tiempo del interior. La parte mecánica es la propia del DeLorean DMC-12: un V6 de 2.8 litros asociado a una transmisión automática de tres velocidades.

Charity Buzz espera alcanzar una cifra que ronde los 424.000 euros, algo que podría resultar complicado ya que uno de los ejemplares originales de la película se vendió por 458.000 euros en una subasta benéfica celebrada en 2011. La actual puja, que finaliza el próximo 15 de abril, incluye también otros objetos de interés de la película.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.