Vídeo: un Toyota GR Yaris modificado supera el récord del GT-R Nismo en Tsukuba

Este Toyota GR Yaris modificado por HKS y con 475 CV es más rápido que un GT-R Nismo

El Toyota GR Yaris es un vehículo tremendamente capaz tal y como viene de serie. Sin embargo, eso no impide que no sea susceptible de recibir modificaciones con las que pueda ser todavía más rápido. Y eso es lo que nos demuestra el protagonista del artículo, porque tras unos cuantos ajustes este Toyota GR Yaris modificado ha superado el récord del Nissan GT-R Nismo en Tsukuba.

5 curiosidades sobre el Toyota GR Yaris que no sabías

El Toyota GR Yaris (prueba) modificado por HKS ha conseguido establecer un impresionante tiempo de vuelta de 58,4 segundos. En comparación, el Nissan GT-R Nismo 2020, que actualmente ostenta el récord del circuito japonés de Tsukuba para automóviles de producción en serie, consiguió parar el cronómetro en 59,3 segundos. Una  vuelta rápida que fue establecida el 9 de diciembre de 2019 con la última evolución del modelo.

Comparar los tiempos de vuelta de un vehículo de estricta serie con los de un coche modificado no vale para mucho más allá de la mera curiosidad. Aun así, no deja de resultar llamativo que un coche de unos 37.000 euros con otros pocos miles de euros más invertidos en mejoras sea capaz de rodar más rápido que un aparato como el GT-R Nismo, que en España tiene un precio de 220.290 euros.

El Toyota GR Yaris de HKS, un banco de pruebas con 475 CV

El Toyota GR Yaris modificado por HKS que aparece en las imágenes presenta un kit de carrocería Rocket Bunny con aletas ensanchadas y un generoso alerón trasero. Cuenta con un conjunto de suspensiones regulables, unas llantas Advan Racing R6 y calza unos neumáticos Yokohama Advan A052 en medida 265/35 R18. A nivel mecánico, han cambiado el sistema de escape, el filtro de aire, han reprogramado la centralita, han instalado un nuevo turbo e intercooler y han incrementado la presión de soplado de los 1,4 bares originales a 2,7.

Como resultado, el motor produce 375 CV de potencia, un incremento de algo más de 100 CV con respecto al dato de serie. Y todo ello sin cambiar ningún componente interno, porque HKS quiere poner a prueba la resistencia del conjunto sometiéndolo al máximo estrés para saber qué tendrán que cambiar en las siguientes fases de la preparación. Por esa misma razón han añadido un sistema de inyección de óxido nitroso.

Este proporciona bajo demanda 100 CV extra de potencia elevando el total a 475 CV. Pero quizá lo más sorprendente de todo es que por ahora tanto el motor como la caja de cambios o el sistema de tracción han aguantado ese dato sin romper nada. A continuación te dejamos el vídeo con la vuelta rápida del Toyota GR Yaris modificado por HKS en Tsukuba y justo después, el del récord el GT-R Nismo:

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.