Fruto de la colaboración con Porsche, a mediados de los 90 nació el Audi RS2 Avant, iniciando el camino en la marca de Ingolstadt hacia los coches familiares de alto rendimiento, así como el punto de partida de la gama RS. Ahora, esta unidad de 1995 sale a subasta por Collecting Cars.

La historia del Audi RS2 Avant, el familiar al que Porsche ‘metió mano’

Se trata de una unidad en un estado original y meticulosamente cuidada. Conserva su color original y no ha recibido modificaciones a lo largo de estos años. Se encuentra en Suiza y es una de las 3.000 unidades que se fabricaron, por lo que es un vehículo muy raro de ver.

A subasta este Audi RS2 Avant de 1995

Audi RS2 Avant

El Audi RS2 Avant (prueba) que sale a subasta está equipado con el motor de cinco cilindros turboalimentado y 2.2 litros que produce 315 CV y 409 Nm de par, dirigidos a las cuatro ruedas a través de un cambio manual de seis relaciones y tracción quattro. Está acabado con el color Volcano Black Pearl y un interior revestido en piel negra.

El coche fue desarrollado junto con Porsche y construido en la planta de Zuffenhausen. Esto se aprecia claramente en el diseño de los parachoques delanteros, los espejos retrovisores y las llantas Cup de 17 pulgadas, heredados de Porsche 911 de la generación 993. También cuenta con el sistema de frenos con pinzas rojas y la suspensión de Porsche.

Audi Q7 V12 TDI (2008): así es el SUV diésel más potente jamás fabricado

En cuanto al equipamiento, incluye control de crucero, asientos delanteros eléctricos y calefactables, ordenador de a bordo, techo corredizo, climatizador automático y equipo de sonido Becker Grand Prix. Las luces antiniebla delanteras fueron sustituidas por tomas de aire de fibra de carbono. El vehículo se entrega acompañado de los manuales originales, el historial de servicio y una rueda de repuesto.

Buen estado general

El deportivo de Audi presenta un estado de conservación muy bueno en líneas generales. Destaca el estado de la pintura, completamente original. El interior de piel demuestra el paso del tiempo, con algunos pliegues en la tapicería, pero nada importante. No se conoce fallo eléctrico de ningún tipo.

El vehículo fue comprado en 2018 por Garaje d’Hermance en Suiza, con 170.000 kilómetros. Previamente, en abril de 2016, fue sometido a una revisión por Garaje des Gentianes, en Verbier, señalando 166.756 kilómetros. Y en 2014 recibió nuevas bujías por Lehmann Motor, en Triessen. La última oferta realizada asciende a 25.250 libras, unos 30.000 euros al cambio.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.