Con el advenimiento de la era de las baterías, todas las marcas de coches se están reinventando actualmente. Pero algunas más que otras. Ahí está por ejemplo el smart Concept #1: el prototipo del primer SUV eléctrico con el que los otrora alemanes (y ahora en parte chinos también) pretenden relanzarse. Presentado en el Salón de Múnich, se trata del debut del lenguaje que marcará su nueva etapa, tras la entrada en su capital del gigante asiático Geely, propietaria también de Volvo.

De hecho, a partir de ahora, los smart tendrán ingeniería china y diseño de Mercedes, que es quien ha preparado este radical renacimiento de la firma en versión todocaminos compacto. Pero no tan compacto como nos tenían acostumbrados, claro. Con 4.290 mm de largo, 1.910 mm de ancho y 1.698 mm de alto, es solo un poco más pequeño que el Mercedes EQA. Y hay que pensar que esas serán más o menos las medidas del coche final. Porque en la nota de prensa se dice que este prototipo es “cercano a la producción”.

smart Concept #1 interior 2

Aunque, eso sí, los dos coches no compartirán arquitectura. En lugar de eso, este vehículo usará una plataforma desarrollada por Geely que probablemente también emplee Volvo en algún momento del futuro. El diseño es bastante limpio, e incluye unos faros muy finos y un techo con ese efecto flotante tan de moda. En este caso, se consigue con un pilar C de diseño partido y un B inexistente, ya que las puertas traseras son del tipo conocido como ‘puertas suicidas’. Estas se abrirían por medio de elementos fotosensibles, por cierto.

Aunque la parte más extraña del exterior es el espectáculo de luz y sonido que lleva incorporado. Empieza en la ‘pseudoparrilla’, que se ilumina con triángulos de colores, y la animación se va moviendo al ritmo de la música por el contorno del techo, hasta llegar a la parte trasera. Allí, acaba en el difusor, que al parecer también tiene luces. Dicho esto, no sabemos si está previsto que esta característica llegue al coche de producción.

Volkswagen ID.LIFE, un urbano eléctrico de 20.000 euros

Lo más llamativo del smart Concept #1 es sin duda el interior, con un acabado muy ‘premium’, y varios toques distintivos. Empieza con un techo solar panorámico que ocupa prácticamente toda la parte superior, y que inundad de luz el habitáculo. Y continúa por un suelo que también se ilumina, proporcionando luz de ambiente. En este prototipo, solo vemos cuatro asientos, pero smart ya advierte que la versión final tendrá sitio para cinco ocupantes. Y que, además, estos contarán con un espacio “similar al de vehículos de un segmento superior”, gracias a su amplia batalla, que es de 2.750 mm.

Una pantalla de infoentretenimiento de 12,8 pulgadas flota sobre el salpicadero, y al parecer incorpora tecnología de inteligencia artificial. Además, según afirma el fabricante, el nuevo SUV contará con un importante número de sistemas de asistencia a la conducción. De aparcamiento, de maniobras evasivas, de mantenimiento de carril, de autopista… Y se podrá usar una aplicación en el smartphone como llave digital. Lo que todavía no se sabe es ningún detalle sobre el tren motriz, que ha de ser eléctrico por fuerza (smart abandonó los motores de combustión ya en 2019). Ni tampoco sobre las baterías. Eso sí, los planes de la marca pasan por que el coche de producción llegue a Europa y China en 2023. Por lo que pronto empezaremos a ver cuánto del sorprendente interior de este crossover ‘pasa el corte’.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.