Los coches de policía tienden a ser funcionales, lo que en teoría debería implicar que fueran rápidos, aunque no siempre es así. Sin embargo, un sheriff estadounidense tiene claro que contar con artillería es importante para poder atrapar a los malos, así que ha adquirido un lote de 17 Ford Mustang GT para su equipo.

No son Ford Mustang Dark Horse (prueba), pero la nueva entrega del modelo es la más avanzada de la historia del Ford Mustang, por lo que deberían cumplir con su cometido sin problemas.

Hennessey saca petróleo del Mustang Dark Horse con su H850 de 850 CV

Sin embargo, The State ha podido hablar con Leon Lott, el Sheriff del Condado de Richland, quien ha explicado cuál ha sido el verdadero motivo para decantarse por los muscle cars, y no tiene que ver tanto con sus prestaciones como con su diseño y lo que pueden atraer a los ciudadanos.

Ford Mustang GT

“Estos coches llaman la atención. Estos son coches llamativos. Los niños y los adultos los ven y les gustan, y luego se acercan al coche y empiezan a hablar con el policía. Eso se hace a propósito para atraer a la gente al vehículo, al agente, (donde les decimos) quiénes somos y qué hacemos”, ha declarado.

Y es que la nueva flota va a formar parte del Community Action Team (equipo de acción comunitaria).

“Eso es lo que hace el equipo CAT, mantiene a la comunidad energizada todo el tiempo, asegurándose de que las reuniones (comunitarias) se lleven a cabo, incluso cuando no ha sucedido nada. El objetivo es, en primer lugar, prevenir la delincuencia. Por eso queríamos hacerlos un poco únicos, por eso tenemos coches especializados para ello”, sentencia el sheriff.

Podría considerarse como un movimiento de relaciones públicas, algo que Lott lleva trabajando desde que accedió al puesto por primera vez en 1998, cuando creó el CAT para reforzar los vínculos de la policía con la comunidad.

De hecho, siempre ha visto los coches como una manera de conseguirlo: primero optó por comprar Chevrolet Camaro, cuando en 2002 dejaron de producirse pasó primero a Dodge Magnum para luego decantarse por Dodge Challengers, tras lo que en 2010 volvió al Camaro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.