Era un secreto a voces, pero por fin la marca de la estrella lo ha confirmado: Sébastien Ogier pilotará un Mercedes C63 en el DTM, y lo hará en el Red Bull Ring de Spielberg, penúltima prueba de la temporada que tendrá lugar del 21 al 23 de septiembre.

Sébastien Ogier pilotará un Mercedes C63 del DTM en el Red Bull Ring de Spielberg“Esta es una experiencia muy emocionante. El DTM es algo completamente nuevo para mí, pero estoy tratando de aprender tanto como sea posible en cada vuelta. Lo veo como una oportunidad para ampliar mis horizontes de carrera y obtener más experiencia. Hasta ahora, no he pilotado mucho en pistas permanentes, solo un par de veces en un GT. Un coche del DTM es obviamente más rápido. Por supuesto, no puedo esperar ser competitivo de inmediato. Espero un fin de semana difícil en Spielberg, donde mi objetivo será mantenerme al día con los otros conductores tanto como sea posible”, ha declarado el cinco veces campeón del mundo de rallyes.

Vídeo: Fernando Alonso también pilotó un Grupo B

Sébastien Ogier ya ha tenido contacto con el DTM -también con la Fórmula 1 al pilotar un Red Bull RB7 (vídeo)-. No solo durante los dos días de pruebas de los que ha podido disfrutar en Vallelunga, Italia, el 7 y 8 de agosto, sino del fin de semana con carrera del DTM en Zandvoort donde condujo el Mercedes-AMG C 63 DTM taxi para dar a su esposa, la presentadora de televisión Andrea Kaiser, tres vueltas al circuito.

Sébastien Ogier pilotará un Mercedes C63 del DTM en el Red Bull Ring de Spielberg

El jefe de Mercedes-AMG Motorsport DTM, Ulrich Fritz, ha expresado sobre Ogier: “Sébastien es un verdadero piloto de carreras. Ha demostrado su habilidad sobre grava y asfalto al ganar cinco campeonatos mundiales de rallyes. Así que no es una sorpresa para mí que ahora quisiera ‘domar’ un automóvil DTM. Hará su debut en el DTM en un circuito de carreras adecuado, el de Spielberg, y estoy seguro de que él y sus fans se divertirán mucho. Sin embargo, está claro que no será un paseo”.

No es la primera vez, ni será la última, que un piloto cambia de disciplina. Recientemente, Marc Márquez y Dani Pedrosa probaron un Toro Rosso de Fórmula 1 (vídeos), lo mismo que Jorge Lorenzo, aunque el mallorquín lo hizo con un monoplaza de la escudería Mercedes. También se ha dado el caso contrario: Fernando Alonso subido a una Honda de MotoGP en Motegi.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.