Este miércoles, 17 de marzo de 2021, Sabine Schmitz fallecía a los 51 años. No pudo lograr la victoria en su lucha contra el cáncer, pero antes de irse ya se había convertido en toda una leyenda internacional. Fue la primera mujer en ganar las 24 Horas de Nürburgring y muchos años después logró, en ese trazado, un hito al alcance de pocos: así fue la maravillosa vuelta de Sabine Schmitz a Nürburgring… ¡en una Ford Transit!

Fallece Sabine Schmitz a los 51 años

Esta peculiar aventura está relacionada con uno de los programas de motor más famosos: Top Gear. En la cuarta temporada, Sabine se sentó junto a Jeremy Clarkson en un Jaguar S-Type para recorrer el Infierno Verde. El presentador paró el cronometro en 9:59 y ella le lanzó un reto: “Te digo algo: haré este mismo tiempo a bordo de una furgoneta”.

10 cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Una temporada después, Top Gear rescató aquella propuesta y quiso comprobar si Sabine sería capaz de completar una vuelta en menos de diez minutos a bordo de una Ford Transit. Un vehículo con una potencia de 136 CV que aceleraba de 0 a 100 km/h… en 21 segundos, pero Schmitz se lo tomó en serio. En el primer intento, con un nervioso Richard Hammond como copiloto, su tiempo fue de 10:23.78: “Tengo que frenar con el pie izquierdo para poder mantener siempre el derecho en el acelerador, ¿ves?”.

Una Ford Transit aligerada

El británico recordaba que la Ford Transit no había sido construida “para estas cosas”. Una opinión que compartía Sabine: aunque su suspensión se parece a la de un turismo, se conducía “como un autobús escolar”. Esto no supuso un hándicap: la alemana se deshizo de cualquier peso adicional incluyendo a Hammond o a su propio cinturón. Volvió a arrancar y rozó el objetivo de bajar de los diez minutos: completó la vuelta a Nürburgring en un asombroso 10:08.

Aunque no superó el reto, logró impresionar a todos los integrantes de Top Gear. Hasta Jeremy Clarkson se rindió ante la Reina de Nürburgring para la que aquella experiencia fue “un día cualquiera. Había conductores en sus Porsche diciendo: mírame, estoy en mi Porsche… Y les estaba adelantando una furgoneta conducida por una chica”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.