Tras la triste noticia del fallecimiento de la 'Reina de Nürburgring', te contamos varias anécdotas, diferentes curiosidades que desconocías de Sabine Schmitz. A lo mejor no todas, pero sí la mayoría. La piloto alemana se caracterizaba por tener muy 'buenas manos' en la conducción, como ha quedado sobradamente demostrado a lo largo de su carrera. Pero no solo eso, sino que seguramente muy pocas personas tengan tanta experiencia en el circuito de Nürburgring como tuvo ella.

Una autóctona de Nürburgring

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Sabine Schmitz nació en una población llamada Adenau, a tan solo unos 5 km del circuito de Nürburgring. Se podría decir que el 'Ring' era su propia casa. No en vano, completó más de 30.000 vueltas al mismo, o lo que es lo mismo, unos 600.000 km dentro del trazado alemán.

Experta en el 'Ring'

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

A lo mejor no es una de las cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz, pero claro, el hecho de estar tan en contacto con Nürburgring le convirtió en una auténtica experta sobre el circuito. Su Ring Taxi, consistente en copilotar un coche con ella al volante, se convirtió, como ella, en una leyenda.

Empezó en bicicleta

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Su primera vuelta a Nürburgring fue en una bicicleta, cuando todavía no podía conducir legalmente. Más tarde, cuando ya sí tenía el carnet, cogió el coche de su madre sin que esta lo supiera para irse de tandas al circuito. Luego siguió con su propio Volkswagen Polo GT, cuyo cambio de neumáticos pagó su padre. Y hasta hoy...

Una campeona

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Toda esa experiencia acumulada le valió para hacerse con varias victorias en el 'Infierno Verde'. Entre otros logros, se hizo con tres victorias absolutas en las 24 Horas de Nürburgring y seis en el campeonato de resistencia. Todo eso lo consiguió bajo el paraguas de la marca Porsche.

Su pareja, dueño de una escudería

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Pero no solo Porsche le acompañó en sus éxitos sobre asfalto. A lo mejor, una de las cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz es que su pareja, Klaus Abbelen, es el dueño de la escudería Frikadelli. Por supuesto, Schmitz consiguió sus victorias con dicho equipo. Ambos vivían juntos en una finca de caballos en Barweiler, a 8 km de Nürburgring. Él, además de piloto, es carnicero.

Cerca de convertirse en una celebrity

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Debido a sus dotes al volante, cuando la cadena británica BBC decidió cambiar a los presentadores de TopGear, una de las elegidas para tomar el relevo fue ella. Aun así, no duró más que unos cuantos meses en el show de coches más famoso del mundo. También llegó a ir como invitada, convirtiéndose en una de las primeras personas no británicas en acudir.

Casi se dedica a la hostelería... y sin el casi

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Una de las cosas más curiosas de Sabine Schmitz es que tenía estudios en hostelería y era sumiller. Sus padres poseen un hotel cerca del circuito. Se suponía que, cuando se graduase, se iba a hacer cargo de él. Aun así, durante la temporada, ella y su pareja ejercían de anfitriones para turistas norteamericanos.

Las paredes del hotel de sus padres podrían hablar

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Según declaraba Schmitz, los pilotos actuales tienen la cabeza muy bien amueblada. Pero al estar cerca del circuito, en el hotel de sus padres se han alojado todos los grandes nombres de las carreras. Y no han sido ni una ni dos las lámparas que han acabado hechas trizas debido a los tapones de corcho de las botellas de champán descorchadas por los campeones en las celebraciones.

La aprendiz convertida en maestra

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Recuerda que el primer coche con el que aprendió a conducir fue un BMW 316i, el de su madre, y lo hizo por los alrededores del circuito de Nürburgring. Cuando cumplió 18 años se sacó el carnet a la primera. Sin embargo, lo curioso es que intentó enseñar al profesor de la autoescuela a cambiar de marcha más rápido.

Sus coches más deseados

cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz

Por último, entre las cosas curiosas que desconocías de Sabine Schmitz seguro que están los coches que siempre deseó tener. Sus favoritos eran el McLaren F1 de Gordon Murray y el Porsche Carrera GT... en negro mate. Eso sí, manifestó que si tuviera que escoger uno para el resto de su vida se quedaría con un Ford Mustang V8.

3 COMENTARIOS

  1. Fantástico reportaje documentado .
    No entiendo como no hay comentarios , así se hace periodismo .
    Quiero felicitar al autor , Víctor Delgado por la información sobre Sabine , es toda una delicia poder saber esto de ella .
    Es una lastima muy grande para el mundo del motor , son ese tipo de personas que deberían de durar eternamente . Un saludo!

  2. ¡Muchísimas gracias Carlos! :) Sin duda, ha sido una lástima perderla tan pronto, pero su leyenda durará para siempre. ¡Saludos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.