Cada vez con más frecuencia, los conductores buscan alternativas a la compra tradicional de vehículos. Surgen, de este modo, soluciones por suscripción entre las que el renting de coches se ha convertido en la opción preferida por miles de conductores en todo el país. Esta modalidad ofrece una serie de ventajas y servicios frente a la compra tradicional de vehículos. Pero, ¿qué está incluido y qué no en el renting de coches?

El renting es una modalidad por la que el cliente, en este caso, adquiere un vehículo nuevo con una serie de condiciones y servicios incluidos. El coche sigue siendo de propiedad de la empresa alquiladora, pero el arrendado hace uso del vehículo durante un plazo de tiempo determinado (generalmente entre 24 y 60 meses) y un kilometraje máximo anual determinado en el contrato a cambio de una mensualidad. En esa cuota a pagar, se incluye una serie de servicios añadidos sobre el derecho a utilizar el coche.

7 averías que provocas tú mismo en tu coche

Una vez finaliza el contrato de renting, el cliente tiene la posibilidad de devolver el vehículo y finalizar el contrato o de renovarlo y disfrutar de un coche nuevo, ya sea, o no, del mismo modelo. Algunos fabricantes y empresas alquiladoras ofrecen una tercera posibilidad: adquirir el vehículo. De ser así, el cliente paga o financia el resto del valor del vehículo y, en este caso concreto, pasa a ser de su propiedad.

¿Qué incluye el renting de coches?

Más en profundidad, el renting de coches incluye una serie de servicios incluidos en la mensualidad. Van más allá del uso propio del vehículo, y todos ellos están relacionados con su utilización. Un contrato de renting incluye:

  • Seguro a todo riesgo o a todo riesgo con franquicia
  • Asistencia en carretera
  • Mantenimiento
  • Cambio de neumáticos
  • Impuestos

En el caso del seguro del vehículo, un coche de renting está cubierto por un seguro a todo riesgo o a todo riesgo con franquicia. De este modo, cubre los daños a terceros y también los propios. La opción con franquicia es similar al todo riesgo tradicional, pero se exige el pago de una cantidad (franquicia) a cambio de la reparación. Al mismo tiempo, se incluye una asistencia en carretera 24 horas y sin límite de kilómetros.

renting de coches

El mantenimiento y las averías son otro aspecto que incluye el contrato de renting. El mantenimiento preventivo (cambio de aceite, filtros, pastillas de freno, refrigerante…) está incluido en la mensualidad, al igual que cualquier reparación o avería no derivada de una mala praxis o de negligencias al volante.

6 consejos para conservar tus neumáticos

Lo mismo ocurre con los neumáticos. El cambio se incluye en el contrato cuando éstos muestren signos de desgaste. Sin embargo, si la sustitución está causada por un descuido o una mala praxis al volante, deberá abonarla el cliente.

Con impuestos se hace referencia al Impuesto de Matriculación y al Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (Impuesto de Circulación). No deberás pagar ninguna de estas tasas, ya que están incluidas en la cuota mensual.

¿Y qué no incluye el renting?

A pesar de las ventajas que ofrece esta modalidad de compra, el renting de coches también cuenta con una serie de características que es importante que conozcas. Hay servicios o detalles que no están incluidos, como, por ejemplo, la propiedad del vehículo. Como te decía más arriba, el coche será siempre propiedad de la marca o empresa alquiladora.

Tampoco está incluido el combustible. La gasolina, el gasóleo o la electricidad que recarga las baterías de los coches eléctricos e híbridos enchufables de renting corre por cuenta del cliente. Debes tener en cuenta que no puedes superar el kilometraje anual establecido en el contrato. Si lo haces, deberás hacer frente a una penalización, pero, si no llegas, podrías ser bonificado.

renting de coches

Las multas de tráfico siguen siendo responsabilidad del conductor. En este caso, el infractor será el tomador del contrato de renting o cualquier otra persona autorizada a conducir el vehículo. La empresa alquiladora no realizará el pago de sanciones impuestas por infracciones de tráfico. Algunas compañías, por el contrario, incluyen servicios para la gestión de multas y pérdida de puntos del carné.

Las 5 averías más caras que puede tener un coche

Por último, deberás acudir a alguno de los talleres concertados que la empresa de renting te facilitará en un listado. El taller de reparación no es de libre elección, aunque en algunos casos encontrarás servicios oficiales del fabricante del vehículo en esta lista. Puede que te faciliten un vehículo de sustitución si el coche debe permanecer varios días en el taller, aunque esta es una cláusula que podría no estar incluida en el contrato.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.