Desde que Luca de Meo llegó a la dirección, Renault inició su particular Revolución Francesa, a través de una estrategia bautizada con el nombre de RENAULUTION, dividida en tres fases. La primera fue “Resurreción”; la segunda, “Renovación”; y ahora llega la tercera, “Revolución”, presentada con motivo del Capital Market Day, con la que Renault Group muestra todos sus planes de futuro.

El Grupo francés está llevando a cabo su revolución concentrando sus recursos en las cadenas de valor que surgen de la transformación de la industria del automóvil y la movilidad: coches eléctricos, software, nuevos servicios de movilidad y economía circular, además de vehículos térmicos e híbridos.

Renault Group muestra todos sus planes de futuro con RENAULUTION

Renaulution

Con esta estrategia, el Grupo Renault aspira a convertirse en un grupo automovilístico de Nueva Generación. Para ello, se apoyará en cinco empresas especializadas en las nuevas cadenas de valor: Ampere, Alpine, Mobilize, The Future Is Neutral y Power.

Esta nueva organización permitirá a Renault Group captar el valor de nuevos profit-pools (estimados por fuentes externas en unos 220.000 millones de euros en 2030, frente a los 110.000 millones actuales).

JMEV Xiaoqilin, el coche eléctrico con sello de Renault y más barato que el Dacia Spring

Para aprovechar las oportunidades en estos mercados y adaptarse al entorno actual, Renault Group crea organizaciones dedicadas, transformará su cartera de negocios explotando cadenas de valor estructuralmente más rentables y aprovechará un enfoque horizontal y ecosistémico para cocrear, cofinanciar y ampliar las iniciativas estratégicas con socios de primer nivel.

Los principios rectores de «Revolución», basados en el valor y el ecosistema, son el enfoque estratégico, la eficiencia, la optimización de asignación de capital, la selección de los mejores socios y estrategia de expansión.

Ampere, el primer “jugador eléctrico” y de software

Renault Revolución

La primera de las cinco unidades de negocio de la fase «Revolución» es Ampere. Con ella, Renault Group crea el primer jugador puramente eléctrico y de software nacido de una disrupción de un constructor automovilístico tradicional. Esta empresa desarrollará, fabricará y comercializará vehículos particulares 100% eléctricos, con una tecnología puntera Software-Defined Vehicle (SDV) bajo la marca Renault.

Con el objetivo de producir alrededor de un millón de vehículos eléctricos en 2031, Ampere tendrá su sede en Francia y contará con 10.000 empleados, de los que 3.500 serán ingenieros dedicados al desarrollo de software. De aquí a 2030, la gama de modelos de Ampere estará compuesta por el Renault 5 Electric Renault 4 Electric, el Megane E-Tech 100% Eléctrico, el Scénic Electric y otros 2 vehículos en el futuro.

Ampere se apoya en tres pilares tecnológicos: una base industrial high-tech y competitiva, una cadena de valor de vehículos eléctricos europea y una tecnología revolucionaria de Software-Defined Vehicle (SDV). Esta última se apoya, a su vez, en dos empresas tecnológicas de enorme relevancia mundial, Qualcomm y Google.

Alpine: una marca exclusiva, cero emisiones, mundial y con ADN de competición

En los últimos dos años, hemos visto el renacer de Alpine como marca, capitalizado sobre el A110 y sobre su entrada en Fórmula 1. Hoy en día, Alpine es una verdadera marca exclusiva, centrado en la tecnología, con un equipo de 2.000 personas, 50% de los cuales son ingenieros. Formar parte del Grupo garantiza a Alpine el acceso a los activos tecnológicos sobre lo eléctrico y el software de Ampere.

En el futuro, Alpine se apoyará en asociaciones comerciales y en el apoyo de inversores para acelerar su crecimiento y expansión internacional. Asimismo, desarrollará una gama completamente nueva y se convertirá en marca eléctrica a partir de 2026. Hasta entonces, veremos la próxima generación del Alpine A110 y dos nuevos modelos: un sedán compacto y un SUV.

Además, la marca deportiva francesa planea lanzar dos vehículos con tecnología avanzada en los segmentos D y E para apoyar su expansión internacional. Así, la mitad del crecimiento de Alpine vendrá de nuevos mercados más allá de Europa, incluyendo potencialmente Norteamérica y China.

Mobilize, proveedor de servicios financieros y de movilidad

Mobilize Solo

Mobilize está construido en torno a un activo clave, Mobilize Financial Services (MFS), una de las mejores financieras del mercado con cuatro millones de clientes. MFS ampliará sus actividades tradicionales al tiempo que desarrolla nuevas actividades como la suscripción, el seguro y el leasing operativo.

Mobilize se está convirtiendo en un proveedor dedicado de Vehicle-as-a-Service (Vaas), combinando servicios financieros, de movilidad, energía y datos respaldados por vehículos especialmente diseñados para este propósito.

Lo que diferencia a Mobilize de cualquier otra marca de automóviles es que viene de los servicios al producto y no al revés. Con el modelo Vaas, Mobilize generará tres veces más ingresos a lo largo del ciclo de vida del vehículo que con las ventas convencionales.

The Future Is Neutral: la primera empresa del sector automotriz consagrada a la economía circular

Renault filial reciclar coches usados

El pasado 13 de octubre, Renault Group anunció la creación de The Future Is Neutral, con el objetivo de anclar su compromiso en la economía circular y avanzar por el camino de la neutralidad en recursos. Esta nueva entidad ofrece soluciones de reciclaje en bucles cerrados en cada etapa de la vida de un vehículo: suministro de piezas y materias primas, producción, uso y fin de la vida útil.

The Future Is Neutral cubre actualmente alrededor del 50% de la cadena de valor y se propone alcanzar más del 90% en 2030. Esta entidad está llamada a convertirse en el líder europeo de la economía circular automovilística a escala industrial. Estará al servicio de Renault Group y de todo el sector.

Power, vehículos térmicos e híbridos junto con Geely

Precio del Renault Mégane E-Tech Electric

El corazón de la actividad tradicional de Renault Group seguirá desarrollando vehículos de combustión e híbridos de bajas emisiones bajo las marcas Renault, Dacia y Renault LCV (vehículos comerciales ligeros). Esta unidad de negocio es, en realidad, la esencia de donde partía la compañía francesa, tal y como lo hemos conocido antes de su estrategia “Renaulution”.

Para el desarrollo de motores térmicos e híbriodos, Renault se ha asociado con el gigante asiático Geely, con quien ha creado una joint venture con reparto de beneficios 50%-50%, denominada Proyecto Horse. Esta entidad desarrollará motores, cajas de cambios, sistemas de hibridación (xHEV) y baterías y generará un volumen de negocio de más de 15.000 millones de euros con un volumen de 5 millones de unidades al año.

Objetivos financieros de «Revolución»

Con «Revolución», el grupo francés persigue un objetivo de margen operacional superior al 8% en 2025 y superior al 10% en 2030. Además, prevé un free cash-flow (flujo de caja libre, cantidad de dinero es capaz de generar la empresa de cara a hacer frente a sus obligaciones) superior a 2.000 millones de euros anuales de media en 2023-2025, y superior a 3.000 millones de euros al año de media en 2026-2030.

El free cash-flow incluirá un dividendo de Mobilize Financial Services previsto en más de 500 millones de euros al año de media, sujeto a las aprobaciones reglamentarias y del Consejo de Administración de MFS.

Otros objetivos de Renault son una inversión máxima del 8% de la cifra de negocios en 2022-2030 en I+D+i y Capex y un ROCE (retorno sobre el capital empleado) superior al 30% a partir de 2025.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.