Después de contarte nuestra prueba escrita de uno de los coches eléctricos más interesantes que podemos encontrar actualmente en el mercado, es el momento de mostrarte nuestra prueba en vídeo del BYD Seal U Degisn, un SUV intermedio que ataca directamente al segmento D, donde hay rivales como el Tesla Model Y, el Skoda Enyaq (prueba) o el Ford Mustang Mach-E.

El BYD Seal U viene a ser un Seal en formato SUV. Mide 4,79 metros de longitud, por 1,89 metros de anchura y 1,69 metros de altura, con una distancia entre ejes de 2,77 metros, y ofrece un maletero con 552 litros, ampliables hasta los 1.440 litros si se abaten los asientos traseros. Es, por tanto, un coche grande, aunque no se percibe como tal cuando estás delante de él. La fluidez de sus líneas, inspiradas en motivos marítimos, como pasa con el resto de la gama de BYD, ayuda a ello.

Prueba en vídeo del todocamino chino BYD Seal U

Dentro, encontramos un habitáculo espacioso, con un diseño muy limpio y una sensación de calidad percibida elevada. Hay varias cosas que llaman la atención, empezando por la enorme pantalla multimedia central que preside el centro del salpicadero. Es de 15,6 pulgadas y, como ya pasa en otros modelos de BYD, puede girar de manera eléctrica y ponerse en posición vertical y horizontal. Es intuitiva, rápida, conectada con dispositivos móviles y cuenta con muy buenos gráficos.

Con el BYD Seal U la marca china va a lo grande

Por otro lado, el cuadro de instrumentos es otra pantalla de 12,3 pulgadas que permite cierto nivel de personalización, aunque tampoco demasiado. Proyecta toda la información relativa a la conducción de una manera clara, aunque los grafismos están algo anticuados. No obstante, cumple su función perfectamente

Hasta 500 kilómetros de autonomía

El sistema de propulsión del BYD Seal U que estamos probando está formado por un motor eléctrico con 218 CV de potencia y 330 Nm de par motor máximo que mueven las ruedas delanteras. Va asociado a un cambio automático de una sola relación, de pares de engranajes. Lleva una batería con 87 kWh de capacidad que le proporciona una autonomía de hasta 500 kilómetros y es capaz de cargar hasta a 140 kW de potencia, supuesto en el que llena su pila del 30% al 80% en menos de media hora.

Durante nuestra prueba del BYD Seal U ha primado la comodidad. Tiene un tarado de suspensión que le permite absorber con solvencia todas las irregularidades del terreno. Sin embargo, tiene un centro de gravedad bajo debido al peso de las baterías ubicada en el piso del vehículo. Esto le permite no balancear demasiado en los cambios de apoyo manteniendo un confort muy alto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.