El SsangYong Musso Sports de la prueba es un producto que llega en un momento clave. Porque desde el pasado año hay menos integrantes en el segmento de las pick-up, lo que ha limitado la oferta sustancialmente a tan solo cuatro (o cinco, si contamos con este recién llegado). Y a eso hay que sumar las dificultades para entregar unidades en plazos de tiempo razonables que están teniendo las pocas marcas que quedan.

Así que el panorama no podía ser mejor para SsangYong, pues además de asegurar la entrega casi inmediata del Musso Sports a los que decidan adquirirlo, estamos ahora ante un producto mucho más competitivo. Porque el último pick-up de la firma surcoreana que se comercializó en España, el Actyon Sports, tenía un enfoque muy lúdico y una limitada capacidad de carga, lo que dificultó su aceptación en un mercado que mayoritariamente demanda vehículos de trabajo.

¿Cuál es el significado del logotipo de SsangYong?

Este nuevo SsangYong Musso Sports, sin embargo, apunta directamente a los populares Toyota Hilux y Ford Ranger. Porque no solo cuenta con una de las cajas de carga más grandes del segmento, es que además ahora su capacidad para transportar peso acompaña. La prueba está en los hasta 1.085 kilogramos que puede transportar la versión más profesional, un dato que se reduce a unos igualmente respetables 870 kg en la variante más equipada por una serie de razones que te explicaré más adelante.

El vehículo más vendido de SsangYong a nivel mundial

SsangYong Musso Sports zaga

Aunque el peso de los modelos pick-up de SsangYong en el mercado español ha sido prácticamente testimonial hasta ahora, la marca pretende cambiar esta tendencia con el Musso Sports. Experiencia tienen, y de sobra. Y no lo digo solo por el bagaje de sus distribuidores en España, que llevaban décadas comercializando modelos como el L200; también porque los pick-up son los vehículos de SsangYong con mayor demanda a nivel global.

Así que han aplicado todo su saber hacer en este coche al tiempo que han aprovechado parte del desarrollo del SsangYong Rexton, con el que comparte y del que hereda numerosos elementos. Esto es más que evidente cuando observas el exterior, pero también cuando accedes al habitáculo, que es muy parecido en ambos modelos. Algo que es de agradecer, porque es un SUV muy logrado.

SsangYong Musso Sports interior

Como aquel, el SsangYong Musso Sports se asienta sobre un robusto chasis de largueros y travesaños. Sobre este descansa la carrocería y la caja de carga y en su interior se alojan todos los órganos mecánicos. En el tren delantero nos encontramos con un esquema de suspensiones independientes formado por dobles trapecios, con muelles helicoidales y barra estabilizadora.

En el eje trasero, sin embargo, han optado por una configuración más sencilla que la del SUV para favorecer la robustez y la capacidad de carga. Me refiero a un eje rígido con ballestas como elemento elástico, un elemento fundamental y muy demandado en las pick-up destinadas a uso profesional. Pero la cosa no termina ahí.

SsangYong Musso Sports caja

Porque la variante más equipada, la que puedes ver en las fotos, llamada Limited y enfocada a un uso más lúdico, apuesta por una combinación de elementos más orientados al confort. De esta forma, nos encontramos igualmente con un eje rígido trasero pero guiado por cuatro brazos longitudinales y una barra Panhard transversal, con muelles y barra estabilizadora. Una solución con la que se mejora la capacidad de absorción con la contrapartida de reducir la capacidad carga, que aun con todo sigue siendo buena (870 kg).

Un esquema mecánico ideal para el trabajo y el campo

Todas las versiones del SsangYong Musso Sports que se comercializan en España están equipadas con el mismo motor. Se trata de una unidad turbodiésel D22 DTR con cuatro cilindros en línea, 2,2 litros de cilindrada, turbo e intercooler. Una propulsor que desarrolla 202 CV de potencia a 3.800 vueltas, una potencia superior a la de las versiones de acceso del Hilux y Ranger.

SsangYong Musso Sports sistema tracción

El par motor, por su parte, alcanza los 400 Nm (entre 1.400 y 2.800 vueltas) en las variantes con caja de cambios manual. Y sube hasta los 441 Nm (entre 1.600 y 2.600 rpm) en las unidades equipadas con la caja de cambios automática de seis relaciones con convertidor de par. Unos datos buenos que además están disponibles desde pocas revoluciones, algo esencial en todoterrenos y vehículos de carga.

En cuanto al sistema de tracción, nos encontramos ante una solución clásica entre las pick-up: tracción total conectable sin diferencial central. Esto significa que en condiciones con buena adherencia tendrás que circular en modo 2H mandando la potencia a las ruedas traseras. Y cuando el firme sea resbaladizo, podrás activar el modo 4H en el que ambos ejes reciben por igual un 50% de la potencia.

SsangYong Musso Sports volante

Y para situaciones en las que necesites multiplicar el par motor o superar obstáculos, tienes la opción de activar el modo 4L con una reductora con una desmultiplicación de 2,48:1. Además de con esto, todos los Musso Sports destinados al mercado español vienen equipados con un diferencial trasero autoblocante mecánico que reparte el par entre ambas ruedas cuando detecta pérdidas de tracción.

Gama y precios del pick-up coreano

Además de lo expuesto anteriormente, otro de los atributos de este SsangYong Musso Sports es su precio y su equipamiento de serie. La gama se divide en tres acabados: Pro, Premium y Limited. El primero, el más enfocado al trabajo, se puede combinar tanto con cambio manual, en cuyo caso el precio arranca en 26.500 euros sin incluir impuestos; o cambio automático, que eleva la cuantía a 28.000 euros, también sin impuestos.

SsangYong Musso Sports trasera

Las terminaciones más completas, Premium y Limited, solo están disponibles con transmisión automática. El primero tiene un precio de tarifa con descuentos aplicados y sin impuestos de 29.500 euros, mientas que el segundo aumenta esa suma hasta los 32.000 euros (sin impuestos). Todos estos acabados se ofrecen en modalidad de renting, con cuotas que parten de los 530 euros al mes del Pro manual y llegan a los 635 euros mensuales del Limited (a 48 meses con 20.000 kilómetros anuales).

En cuanto al equipamiento, ya desde la versión de acceso encontramos una dotación muy amplia. Incluye, por ejemplo, elementos como sensores de luces y lluvia, lunas tintadas, sensores de aparcamiento, equipo de sonido con conectividad Bluetooth, volante multifunción, preinstalación de gancho de remolque, control de crucero o el climatizador manual con aire acondicionado.

SsangYong Musso Sports parrilla

Sobre esto, el acabado Premium añade elementos como el climatizador bizona, sistema de acceso y arranque manos libres o el sistema multimedia con pantalla táctil de 8” compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Y el Limited suma espejos retrovisores fotosensibles, tapicería de cuero con calefacción, ventilación y ajuste eléctrico (conductor) para los asientos delanteros, volante de cuero calefactado, faros delanteros HID con ledes, barras de techo, llantas de aleación de 18”, elementos decorativos del exterior en negro o la mencionada suspensión trasera con muelles.

Hay un total de siete colores para la carrocería y también multitud de accesorios disponibles, algunos de los cuales puedes ver montados en la unidad que ilustra el artículo. Entre ellos destacan la cubierta elevada para la caja de carga, que puede ser acristalada o panelada, las barras de protección, la persiana enrollable, las barras portaequipajes, la asistencia para apertura y cierre del portón trasero, un cubrecarter de acero de 3 mm o unas estriberas, por nombrar unos ejemplos.

Prueba del SsangYong Musso Sports

SsangYong Musso Sports delantera

En esta primera toma de contacto realizada con motivo de la presentación nacional del modelo, he tenido la oportunidad de conducir por carretera y campo el Musso Sports con acabado Pro y cambio manual. Un pick-up clásico en todos los sentidos, pues además de tener un esquema mecánico típico entre los de su categoría, ofrece un comportamiento dinámico igualmente similar al de las versiones menos lujosas de sus principales rivales.

Sobre asfalto y exceptuando sus dimensiones, se conduce como cualquier vehículo de su segmento. Se siente especialmente cómodo en vías rápidas gracias a su amplia batalla, que le otorga una estabilidad notable, pero tampoco se desenvuelve mal en zonas lentas gracias a la rigidez de sus suspensiones, pensadas para transportar mucha carga. Eso sí, como en todos los todoterrenos, te encontrarás con una dirección no muy precisa fruto, entre otras cosas, del amplio perfil de sus neumáticos.

SsangYong Musso Sports salto

La capacidad de absorción de la amortiguación es igualmente parecida a la de modelos como el Hilux o Ranger. Es decir, nos encontramos con un tren delantero que filtra bien los baches y con un tren posterior muy duro, lo que se traduce en las típicas reacciones de los de su clase, con cabeceos o rebotes notables.

El motor 2.2 de 202 CV y 400 Nm mueve con soltura un conjunto que en orden de marcha se sitúa en los 2.175 kilogramos. Eso sí, SsangYong asegura en el dossier técnico que el par máximo está disponible desde 1.400 vueltas, pero al volante la sensación que me ha transmitido es que realmente llega más arriba, a unas 1.800 rpm. Una discrepancia pequeña, sí, pero que implica tener que recurrir más de lo que me gustaría al cambio manual.

Volkswagen Amarok 2023: llega la segunda generación del pick-up alemán, cargado de novedades

En campo y con la reductora puesta, no se percibe. Es más, el Musso Sports ha podido superar prácticamente todos los obstáculos que me he encontrado al ralentí, lo que demuestra la buena combinación que produce la reducción de la transfer y el motor. El diferencial autoblocante trasero es efectivo, aunque no tanto como los bloqueos manuales que pueden montar sus oponentes, pues en el del SsangYong es necesario que se produzcan pérdidas de tracción para que actúe mientras que en los otros no.

Conclusión

SsangYong Musso Sports lateral

Buena capacidad de carga, un habitáculo amplio, bien rematado y equipado, un motor diésel potente y un precio de venta más que competitivo. Esas son las virtudes de este nuevo SsangYong Musso Sports, un producto que cumple con lo que promete y que a buen seguro obtendrá buenos resultados comerciales apoyado en la tranquilidad que aporta su garantía de 5 años o 100.000 kilómetros.

Ficha técnica SsangYong Musso Sports Limited D22 DTR AT
Motor Cilindrada 2.157 cc
Cilindros 4 en L
Potencia máxima 202 CV / 3.800 rpm
Par máximo 441 Nm / 1.600 - 2.600 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa.
Turbo e intercooler.
Transmisión Caja de Cambios Automática, 6 velocidades
Tracción 4x4 conectable
Suspensión Delantera Dobles traprecios
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Eje rígido guiado por cuatro
brazos más barra Panhard
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos
Dimensiones Longitud 5.405 mm
Anchura 1.950 mm
Altura 1.885 mm
Distancia entre ejes 3.210 mm
Maletero Capacidad de carga 870 kg
Peso Peso 2.205 kg
Prestaciones Velocidad máxima 183 km/h
Aceleración 0-100 km/h Nd.
Consumo Combinado 8,92 l/100 km
Velocidad baja 10,35 l/100 km
Velocidad media 8,79 l/100 km
Velocidad alta 7,78 l/100 km
Velocidad muy alta 9,5 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 234 g/km Euro 6 - Etiqueta C
Precio Precio oficial 32.000 euros sin impuestos
43.440 euros con impuestos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.