Rusia es un país conocido a nivel internacional por muchas cosas, pero su industria automotriz local no es uno de sus principales atractivos, con la excepción del todopoderoso Lada Niva (aquí te dejo una lista con 36 curiosidades). Por eso, hoy vamos a dedicar este artículo a descubrirte 5 coches rusos que quizás no conocías.

Estos cinco modelos forman parte de la historia del automóvil rusa, de marcas locales que producían estos modelos dentro del país o en el territorio controlado por la antigua Unión Soviética. Por supuesto, ninguno de estos vehículos existe en la actualidad, pero son un reflejo de lo que el sector automotriz ruso pudo fabricar a lo largo del siglo XX o incluso ya entrados en el siglo XXI.

Hubo una vez que las gasolineras de Toronto se negaron a repostar los Lada rusos

5 coches rusos que quizás no conocías

Melkus 1000 RS

coches rusos

Melkus tiene la particularidad de que sus coches de producían en la Alemania Oriental (la controlada por los soviéticos), por lo que se consideran coches rusos. Concretamente, el Melkus 1000 RS, al que se le conocía como el “Ferrari del Este”, era una especie de alas de gaviota con un estilo deportivo típico de los años ’70.

Entre 1969 y 1979 se produjeron un total de 101 unidades del 1000 RS en la fábrica de Dresde, en Alemania. La mayoría de ejemplares fueron equipados con un motor Wartburg de tres cilindros y dos tiempos en disposición central, una mecánica de 992 cm3 con la que podía alcanzar unos respetables 175 km/h. También hubo algunos coches que se equiparon con un motor de 1.200 cm3.

Tatra 603

coches rusos

El siguiente en la lista de los 5 coches rusos que quizás no conocías es el Tatra 603. Este redondeado sedán se fabricaba en la antigua Checoslovaquia y estaba reservado a los funcionarios de alto rango del Partido Comunista y a los directores de fábrica.

Del 603, Tatra produjo tres versiones diferentes entre 1956 y 1975 hasta fabricar de forma artesanal un total de 20.422 unidades. Una curiosidad de este coche soviético es que las unidades más antiguas que se devolvían a la fábrica para reemplazarlos por coches más modernos eran desmontados y reconstruidos de nuevo adaptándolos a los estándares del momento, y se volvían a vender como vehículos nuevos.

Volga GAZ-21

coches rusos

Desarrollado a principios de los años ’50, el GAZ-21 fue el primer modelo de la compañía en incluir el nombre Volga. Se trata de una berlina de cuatro puertas de gran altura equipado con una suspensión diseñada para aguantar todo tipo de uso y maltrato.

También fue equipado con un motor potente y una novedosa protección anticorrosión para la época. El Volga GAZ-21 era el coche más grande y lujoso vendido a los rusos tras descontinuar los vehículos GAZ de seis cilindros en 1959.

UAZ 451 ‘Bukhanka’

coches rusos

‘Bukhanka’ fue el apodo que recibió el UAZ 451 de 1958, una especie de furgoneta todoterreno con tracción conectable basada en el UAZ 450 anterior. Su estética le valió el sobrenombre de ‘Bukhanka’ (hogaza de pan, en español), aunque ofrecía un gran rendimiento y resistencia.

Para su producción, la compañía rusa construyó una nueva línea de producción que ha permanecido en activo hasta nuestros días. La furgoneta estaba basada en el chasis plano del GAZ-69, que también lo comparte con el UAZ 469/Hunter, y estaba propulsada por el mismo motor que el del Volga GAZ-21.

Marussia B1

coches rusos

Por último, el quinto coche ruso que quizás no conocías es el Marussia B1. Este vehículo es infinitamente más moderno que los anteriores y fue producido por el fabricante ruso Marussia Motors desde el año 2006 hasta 2009.

Se trata de un moderno vehículo deportivo de motor central y dos asientos equipado con un propulsor desarrollado en colaboración con Cosworth. Esta mecánica es un V6 sobrealimentado de 2.8 litros capaz de entregar 360 CV y 520 Nm de par, aunque hubo una versión de 420 CV con 600 Nm de par. El B1 evolucionó en 2009 al Marussia B2, mucho más conocido a nivel internacional, que estuvo en activo hasta 2014 y que, con 420 CV, anunciaba una velocidad máxima de 315 km/h.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.