Ser el pionero en algo tiene sus riesgos pero también sus ventajas. En el caso del Renault Captur 2020 (prueba) puede que no hablemos del primer todocamino urbano que surgió, honor que recae sobre el Nissan Juke (prueba) pero sí del que ha iniciado la andadura híbrida urbana con la variante Captur E-TECH que protagoniza estas líneas. Un apellido que quizá te suene ya de algo, pues hace unos meses te trajimos la prueba del Renault Clio E-TECH y, aunque en esencia comparten filosofía, en el caso del B-SUV de hoy da una vuelta de tuerca considerable.

Porque el Captur E-TECH podría definirse como un mini Fórmula 1 enfocado al día a día. Matizo mis palabras dado que pueden llevar a confusión. No es que el todocamino de 4,22 metros sea tan rápido como el RS20 que han pilotado Ricciardo y Ocon este año o como el que intentará llevar a Fernando Alonso a la victoria en la próxima temporada, ni mucho menos; sino que su sistema híbrido enchufable comparte buena parte de la tecnología del monoplaza del Gran Circo, registrando más de 150 patentes propias.

Pero la teoría está muy bien, no lo dudamos, aunque lo que queremos saber es si este Captur E-TECH se convierte en la variante definitiva de toda la gama. Sin intención de hacer spoiler alguno, por lo comprobado en esta prueba parece indicar que sí. Tiene sus sombras, como cualquier coche, pero brilla con luz propia. Frase que si bien parece una conclusión, nos permite generarte cierto interés para seguir avanzando.

Lo más representativo que encontrarás en este Captur E-TECH está tanto en su precio como en la necesidad de tener siempre a mano un enchufe. Del primero hay que tener en cuenta que para optar por él deberás desembolsar de inicio casi 28.000 € aplicando todos los descuentos (el PVP se va a los 32.940 €), lo que vienen a ser aproximadamente 5.000 € más que el TCe de 140 CV equivalente en acabado. A priori parece una suma amplia, pero la realidad es que se estrecha cuanto más jugo le saquemos a su sistema eléctrico. Y aquí es donde entra en juego la segunda variable, la del enchufe. Porque sin una toma diaria donde cargarlo, lo único que haríamos sería pagar un sobreprecio por tener la etiqueta CERO en el parabrisas (cierto es que se adhiere a multitud de ventajas) pero en un coche más pesado y con menos potencia.

Campeón en consumo

Porque sin la asistencia de la batería, los dos motores eléctricos que monta, de 49 y 33 CV dejan de intervenir, dejando todo el protagonismo al 1.6 atmosférico de 91 CV, el cual ha de mover cerca de 250 kilos extra en comparación con el TCe mencionado (cifra 1.639 kg). Cierto es que los 9,8 kWh de batería jamás se agotan y siempre dejan un 5% restante para poder hacer uso del sistema eléctrico en situaciones como la conexión del modo Sport o dotar del máximo potencial cuando queremos realizar maniobras determinadas.

Motor Renault Captur E-TECH

Rendimiento que escala hasta los 160 CV cuando los tres propulsores consiguen trabajar de manera conjunta, convirtiéndole en el Captur más potente de toda la gama… pero no en el más rápido. Porque con la ficha técnica en la mano vemos que es más de medio segundo más lento que el TCe 140 EDC en realizar el 0 a 100 km/h (10,1 seg.) homologando 23 km/h menos de velocidad máxima (173 km/h). Datos que llaman la atención pero que en realidad no son relevantes teniendo en cuenta sus características.

Y es que lo que busca el usuario que adquiere este Captur E-TECH es conseguir un consumo de récord, algo que solo logrará si, de nuevo incidimos en ello, lo enchufa. Porque hacer uso de los 9,8 KWh de batería (7,5 kWh neta) se tornan indispensables no solo para lograr ese rendimiento, sino también para obtener un consumo acorde. Lo primero que has de hacer es olvidarte del gasto medio oficial, estipulado en 1,4 l/100 km ya que las mediciones de los híbridos enchufables hay que cogerlas con bastantes pinzas. Lo que sí has de tener claro es que circular con este Captur PHEV puede suponer que acabes registrando 3,8 l/100 km a poco que sepas sacarle el partido a su sistema.

PRUEBA: Peugeot 3008 Hybrid 225 2021

¿Cómo? Muy sencillo, evitando dejarte llevar por el modo EV y gestionarlo de manera inteligente. Es evidente que resulta muy jugoso arrancarlo (siempre lo hace en eléctrico) y moverte con el programa Pure hasta que se agote la batería, pero has de recordar que una vez ocurra esto es el 1.6 atmosférico el que nos moverá. Por eso lo más inteligente es conectar el modo My Sense del Multi-Sense (por defecto) y dejar que la propia gestión interna del sistema haga su trabajo. Será el coche quien vaya empleando los motores de manera inteligente para obtener el mejor dato final posible.

Ojo, eso no quiere decir que no puedas pulsar la tecla EV situada bajo la pantalla vertical de 9,3 pulgadas, sino que dicha acción es más recomendable si circulamos expresamente por ciudad o si en nuestro trayecto encontramos de repente alguna zona urbana, un atasco o circulamos a baja velocidad. Ahí es cuando te podrás sentir libre de activarlo y moverte sin un solo ruido que se filtre al interior durante, al menos, 45 kilómetros (es lo máximo que nosotros conseguimos) y a una velocidad tope de 135 km/h.

Con todo, el gasto medido durante los casi 700 kilómetros realizados fue el mencionado, 3,8 l/100 km y 13,6 kWh/100 km en lo que a consumo eléctrico se refiere. Más relevante es, sin duda, que de esos 691 kilómetros, 276 fueron realizados sin emitir ni un solo gramo de CO2 ni consumir una gota de carburante, es decir, un cuarto del trayecto.

Pantalla autonomía Renault Captur E-TECH

Pero no creas que es lo menos que vas a conseguir, ni mucho menos, ya que nuestros datos se realizaron teniendo que probar los diferentes programas. Aquí además del modo Sport que sube considerablemente los registros (lo probamos en una carretera de montaña) también está incluido el modo E-Save. Con este último, el sistema eléctrico queda ‘capado’ al máximo (salvo cuando es realmente demandado) para mantener al menos un 40% de la capacidad de la batería (unos 20 km).

Cómo va el Captur E-TECH

Lo que uno siente al conducir el Captur E-TECH dista mucho de lo que sentirá Alonso cuando se sube al RS20, es evidente, pero el manejo de esta variante PHEV no desentona frente a la del resto de Captur de la gama. Prima el silencio por encima de todo y salvo en contadas ocasiones en las que demandamos toda la potencia del conjunto, el sonido que se filtra al habitáculo es mínimo. Quizá sí se le nota algo perezoso para adquirir velocidad, dando la sensación de que tenemos algo menos de esos 160 CV pero para un rodar progresivo y sin prisas, es perfecto.

Todo está perfectamente gestionado por la avanzada y complicada caja de cambios. De desarrollo propio, es la misma que incorpora el Clio E-TECH, cuenta con nada menos que 15 relaciones. Es el alma máter de toda esa tecnología heredada de la Fórmula 1 y resulta excepcionalmente suave dado que carece de piezas que rocen entre sí. Prescinde del embrague y son los dos motores eléctricos los que se encargan de regular de manera precisa la rotación de la misma.

No hay tirones cuando selecciona por segmentos la relación a escoger, es decir, solo notamos cierto ‘clack’ cuando pasamos de emplear una de las dos marchas eléctricas a cualquiera de las cinco de combustión. Para llegar a las 15 mencionadas, hay que ir sumando combinaciones realizadas por la propia centralita dejando eso sí la última de todas para el momento en el que activemos el modo Sport. A ellos se suman el ya conocido modo B que aumenta la intensidad de la regeneración. Su aumento no llega a ser disparatado (la luz de freno no se enciende) pero sí permite recuperar energía en poco tiempo si circulamos en zonas urbanas.´

Hablando de recuperar energía, ¿cuánto tarda el Captur E-TECH en cargar el 100% de la batería? En marcha podemos ir ganando kilómetros gracias a la actuación del propio modo B como del motor de combustión, el cual va cargando en marcha si nota que tiene poco nivel. Sin embargo, estamos en un híbrido enchufable y eso implica que podemos enchufarlo. Pues bien, aquí llegamos al que quizá es uno de las sombras más opacas de este Captur E-TECH: la potencia de carga.

PRUEBA: Renault Clio E-TECH 2020 Híbrido

Únicamente admite cargas de hasta 3,7 kW, lo que limita en cierta manera su ‘repostaje’. Ojo, que en una toma doméstica como la de un servidor en la que llega poco menos de 2 kW, siempre hemos tardado 4,5 horas en llenarla. Tiempo que se reducirá a poco menos de 3 horas si tenemos una toma Greenup de 3,7 kW. No son tiempos para tirarse de los pelos, ni mucho menos, pero no hubiera estado de más que admitiera una potencia de carga mayor para recuperar energía en menos tiempo si lo conectamos a una toma pública, en algunos casos con hasta 7,4 kW de potencia. Con ella, en menos de una hora podríamos recuperar la totalidad de la carga, siendo bastante útil. Sea como fuere, en el mejor de los casos, con el 100% de la carga tras esas 4,5 horas, el Captur E-TECH nos marcó como mejor dato 45 km de recorrido eléctrico.

Y puestos a finalizar con los puntos negativos, está un maletero que reduce en nada menos que 157 litros su capacidad, hasta los 265, por culpa de las baterías y de montar una suspensión trasera multibrazo que le dota de una mayor estabilidad. Un hueco bastante justo que, al menos eso sí, puede regularse en función de la posición de los asientos traseros, que sí mantienen los 14 cm de desplazamiento longitudinal, permitiendo ganar hasta 379 litros. En caso de requerir todo el espacio disponible, bastará con abatir los respaldos (en proporción 40/60) y gozar de 1.118 litros.

En definitiva

Es evidente que Renault se ha tomado su tiempo para lanzarse a la híbridación con sentido. Un tiempo que ha sabido invertir en el desarrollo de los modelos Z.E. (con el ZOE a la cabeza) para acabar proponiendo una gama de lo más interesante. Con el Captur E-TECH la firma del rombo da un golpe sobre la mesa en uno de los segmentos con más proyección. Es evidente que pagar en torno a 30.000 € por un B-SUV con un maletero que ronda los 265 litros parece una locura pero la realidad es que por rendimiento no hay excusa alguna.

Movimiento trasera Renault Captur E-TECH

Lo que buscamos es bajo consumo y lo conseguimos… siempre y cuando podamos usar de manera diaria su sistema eléctrico. Si no, pagar los 5.000 € de más por tener la etiqueta CERO no tendrá sentido, pues tendremos un coche menos refinado que el TCe convencional, sin obviar que el consumo se disparará a los cerca de 7 l/100 km. Si me preguntan si me compraría este Captur E-TECH mi respuesta sería rotunda, siempre y cuando pueda cumplir los principales requisitos. Y lo mejor, que no dista a nivel estético de cualquier otro Captur.

A destacar A mejorar
Consumo muy contenido Precio algo elevado
Habitabilidad trasera Maletero demasiado pequeño
Suavidad y confort de marcha
Ficha técnica Renault Captur E-TECH ZEN
Motor Cilindrada 1.598 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima Motor de combustión: 90 CV
Motor eléctrico delantero: 20 CV
Motor eléctrico trasero: 66 CV
Totales: 160 CV
Par máximo N.D.
Alimentación Tipo Inyección directa
Transmisión Caja de Cambios Automática, 15 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados / 296 mm
Traseros Discos / 290 mm
Dimensiones Longitud 4.227 mm
Anchura 1.797 mm
Altura 1.576 mm
Distancia entre ejes 2.639 mm
Maletero Volumen 379-1.118 litros
Peso Peso 1.639 kg
Prestaciones Velocidad máxima 173 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 10,1 seg
Consumo Combinado 1,4 l/100 km
Velocidad baja n.d.
Velocidad media n.d.
Velocidad alta n.d.
Velocidad muy alta n.d.
Emisiones Emisiones de CO2 32 g/km Euro 6 – Etiqueta CERO
Autonomía Autonomía eléctrica 50 km
Precio Precio oficial 32.940 euros

Fotos: Karam el Shenawy

Valoración
Diseño
9
Acabados
8
Habitabilidad
8.5
Maletero
5
Motor
9
Consumo
10
Confort de marcha
8.5
Comportamiento
8
Equipamiento
8.5
Precio
7
Artículo anteriorEste Land Rover de 1968 lleva 31 años varado en una playa
Artículo siguiente6 casos en los que una marca ha tenido que destruir muchos de sus coches
Karam el Shenawy
Enamorado del motor y de todo lo que le rodea. La fortuna y las vicisitudes de la vida me permitieron trabajar en mi gran pasión. Cada coche, al igual que cada día, es una oportunidad de aprender un poco más.
prueba-renault-captur-e-tech-zenMás allá del aspecto ventajoso que implica ser el primer todocamino urbano de la categoría en ofrecer la híbridación enchufable, dicha tecnología es la que necesitaba el Captur para redondear un producto que ya parecía perfecto. Hablar de 3,8 l/100 km no puede ser más representativo. Quizá sea caro de inicio pero vale cada céntimo si sabemos sacar todo el partido a su rendimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.