Las siglas RS -de Rally Sport, la división europea de Ford Racing- están presentes en los modelos de Ford desde los años setenta, aunque sus máximos exponentes fueron los iconos de los rallyes de los noventa con los Sierra y Escort RS como representantes de un espíritu deportivo con el que la marca sigue ligada hoy día.

La primera generación del Ford Focus RS aparecía en 2002, y para la firma norteamericana significaba el relanzamiento de unas letras que tenían un pasado glorioso y que querían retomar.

Este Focus se terminaba de ensamblar fuera de la cadena de montaje, lejos del resto de sus hermanos sin tan ilustre apellido. Montaba un motor de cuatro cilindros, 2.0 Turbo de 215 CV y 310 Nm que pasaban al asfalto desde el eje delantero con la ayuda de un sistema de diferencial autoblocante ‘Quaife’, que intentaba contener la trayectoria de este deportivo de 1.280 kg cuando se hundía el pedal del acelerador a la salida de una curva.

La segunda generación del Ford Focus RS (2009) introducía un fantástico motor de cinco cilindros y 2.500 cc, también turbo alimentado, que entregaba 305 CV y 440 Nm al eje delantero -una potencia y par muy superiores a los rivales de la época, ya que el Renault Mégane Sport y el SEAT León Cupra se conformaban con ‘solo’ 265 CV-. También le confiaba el control a un diferencial autoblocante ‘Quaife’. Este modelo crecía en confort y tamaño, pero a la vez aumentaba el peso llegando a los 1.468 kg.

La tercera generación de Focus RS (2015) supone un cambio radical en todos los aspectos. La principal novedad se refiere a su sistema de tracción, que es integral. El motor que equipaba era el EcoBoost de 2.300 cc y turbo, el mismo que el Mustang pero con algunos ajustes que le hacían entregar 350 CV y 440 Nm de par, aunque durante 15 segundos la función Overboost era capaz de brindar 470 Nm.

Prueba del Ford Focus RS MK1 (2002)

Me pongo a lo mandos del RS MK1. Un peso contenido de solo 1.280 kg y un bastidor que en su época, y aún hoy día, resulta imbatible completan un coche tremendamente rápido pero no precisamente dócil. Se requiere una buena dosis de pilotaje y control para exprimir sus posibilidades. Asimismo, se trata de un vehículo muy neutral mientras no se abuse de los limites, pero estos están tan altos que cuando aparecen el juego se complica.

También dar gas antes de tiempo a la salida de los giros es una acción a la que hay que aclimatarse. El coche es capaz de digerirla, pero la dirección se vuelve dura y la trazada debe ser lo más precisa posible. Ahí es donde se nota el trabajo del autoblocante ciñendo el coche al interior de la curva.

Ficha técnica Ford Focus RS MK1 (2002)
Motor Cilindrada 1.988 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 215 CV / 5.500 rpm
Par máximo 310 Nm / 3.500 rpm
Alimentación Tipo Inyección Indirecta. Turbo
Transmisión Caja de Cambios Manual
Tracción Delantera
Suspensión Delantera McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
325 mm
Traseros Discos
280 mm
Dimensiones Longitud 4.183 mm
Anchura 1.772 mm
Altura 1.460 mm
Distancia entre ejes 2.615 mm
Maletero Volumen 350 – 1.205 litros
Peso Peso 1.280 kg
Prestaciones Velocidad máxima 232 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,7 seg
Consumo Combinado 7,7 l/100 km
Urbano 14,2 l/100 km
Medio 10,1 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 n.d. – Etiqueta B
Precio Precio oficial Desde 32.020 euros

Prueba del Ford Focus RS MK2 (2009)

Por su parte, el MK2 equipa el motor de cinco cilindros de origen Volvo que le otorga un carácter muy especial y hace que la experiencia de conducción gire completamente en torno al propulsor, que en este caso está por encima del resto de componentes del coche. Si en el MK1 el subviraje aparece solo cuando abusamos del acelerador en pleno apoyo, en el Mk2 esto se hace mucho más latente y el eje delantero no es capaz de digerir la carga de trabajo al que se ve sometido cuando los 440 Nm de par hacen su aparición.

Ficha técnica Ford Focus RS MK2 (2009)
Motor Cilindrada 2.521 cc
Cilindros 5 en línea
Potencia máxima 305 CV / 6.500 rpm
Par máximo 440 Nm / 2.300 – 4.500 rpm
Alimentación Tipo Inyección Indirecta. Turbo
Transmisión Caja de Cambios Manual
Tracción Delantera
Suspensión Delantera McPherson con
mangueta desacoplada
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
336 mm
Traseros Discos
302 mm
Dimensiones Longitud 4.402 mm
Anchura 1.842 mm
Altura 1.497 mm
Distancia entre ejes 2.640 mm
Maletero Volumen 385 litros
Peso Peso 1.468 kg
Prestaciones Velocidad máxima 263 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 5,9 seg
Consumo Combinado 7,0 l/100 km
Urbano 13,4 l/100 km
Medio 9,4 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 225 gr/km – Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 34.305 euros

Prueba del Ford Focus RS MK3 (2015)

Para esta generación Ford ha convertido al Focus RS en un automóvil capaz de salir de los giros mas cerrados con una capacidad de tracción casi ilimitada. El intercambio de fuerza se realiza entre ejes con un sistema de reparto de par ‘dynamic torque vectoring‘ parecido al que utiliza el todopoderoso (prueba) Nissan GT-R, que puede enviar hasta el 100% del par a una sola rueda para evitar la perdida de motricidad.

A este sistema se le suma el nuevo control de tracción y estabilidad que cuenta con cuatro modos: ‘Normal’, ‘Sport’, ‘Track’ y ‘Drift’. Este último está pensado para los seguidores de las Gymkhanas de Ken Block, que podrán destrozar sus neumáticos con una facilidad inusitada.

Este Focus RS es tan rápido y fácil de conducir que en un tramo de curvas podría poner en aprietos a coches que le triplican en precio y casi le doblan en potencia.

Ficha técnica Ford Focus RS MK3 (2015)
Motor Cilindrada 2.266 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 349 CV / 6.000 rpm
Par máximo 470 Nm / 2.000 – 4.500 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa. Turbo
Transmisión Caja de Cambios Manual
Tracción Total
Suspensión Delantera McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
350 mm
Traseros Discos
302 mm
Dimensiones Longitud 4.390 mm
Anchura 1.823 mm
Altura 1.472 mm
Distancia entre ejes 2.647 mm
Maletero Volumen 260 – 1.045 litros
Peso Peso 1.599 kg
Prestaciones Velocidad máxima 266 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 4,7 seg
Consumo Combinado 6,3 l/100 km
Urbano 10,0 l/100 km
Medio 7,7 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 175 gr/km – Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 41.910 euros

Durante esta prueba de todas las generaciones del Ford Focus RS he podido recorrer el mismo tramo con los tres coches y la verdad es que, aunque de formas muy diferentes, todos me han aportado momentos emocionantes.

El MK1 es un coche liviano y directo, rápido incluso para los estándares de hoy día y perfecto para los tramos mas revirados.

Por su parte, el MK2 es un monstruo con un poder de aceleración brutal y manejarlo con sus cinco cilindros bramando por encima de las 5.500 rpm es un goce continuo para los sentidos. Y aunque los tramos mas sinuosos no son su terreno favorito, tampoco puedo decir que no se encuentre cómodo en este terreno.

PRUEBA: Ford Escort RS Cosworth

Y el MK3 es un prodigio en cualquier trazado. Su motor EcoBoost, aunque igual de rápido que el de su hermano mayor de cinco cilindros, no es tan especial. Tiene menos personalidad y su melodía es mucho menos fina, pero su capacidad para afrontar cualquier tipo de giro a velocidades de infarto sin inmutarse es sobrecogedora y lo convierte en el RS definitivo –más información de la prueba del Ford Focus RS 2015-.

Tendría dudas sobre cuál llevarme a casa; el MK3 es un coche atómico rapidísimo y fácil de conducir incluso a ritmo alto. El MK1 es todo conducción sin filtros y su bajo peso es algo a lo que ya no estamos acostumbrados… Me llevaría los dos, eso si, siempre por la ruta con mas curvas.

Fotos: Jaime Sainz de la Maza

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.