Si todavía no has escrito la carta a los Reyes Magos, estás a tiempo de pedirles uno de los circuitos más famosos de la historia de la Fórmula 1 en miniatura. O bueno, quizá no sea tan mini. Se trata de una maqueta hiperrealista del circuito de Mónaco a escala 1:87.

14 Porsche con electricidad que se adelantaron al Taycan

Esta obra de arte se encuentra en Alemania, concretamente, en el distrito Speicherstadt, en Hamburgo. Una ciudad Patrimonio de la Humanidad que alberga el mayor museo de modelismo, el Miniatur Wunderland, un lugar donde pequeños y mayores pueden hacer realidad sus sueños, sobre todo, cuando un mini Porsche 99X Electric acelera por el famoso circuito monegasco.

Una maqueta del circuito de Mónaco

El responsable de esta maqueta es Gerrit Braun, junto con su equipo: “Aquí es donde el Porsche 99X Electric alcanza su máxima velocidad”, dice extendiendo su brazo sobre el puerto de Mónaco y señala la larga línea recta bordeada por rascacielos, con espectadores hacinados en sus balcones.

La maqueta es exactamente igual que el circuito real, sólo que más pequeño. Hasta la curva de Louis Chiron, nombrada así en homenaje al piloto monegasco de 1950, está realizada con todo lujo de detalles: “Es importante frenar en la curva de la izquierda hacia el casino”.  El lugar ideal para pasar, especialmente porque los visitantes tienen la vista perfecta de toda la acción de carreras.

Mónaco, el mayor desafío

Maqueta circuito de Mónaco

Para construir esta maqueta, Braun y su equipo de Miniatur Wunderland en Hamburgo tuvieron que reducir primero Mónaco. Todo el Principado de Mónaco se redujo a escala 1:87. Los coches de carreras tienen una longitud de 6 centímetros y alcanzan una velocidad máxima de 85 cm/s, equivalentes a 270 km/h en la vida real.

Hemos estado trabajando en este proyecto desde 2015. Es nuestro mayor desafío hasta la fecha”, dice Braun. Él y su hermano gemelo Frederik fundaron Miniatur Wunderland en el distrito Speicherstadt de Hamburgo hace 20 años. Todo el espacio de exposición mide más de 10.000 metros cuadrados y, con alrededor de 1,4 millones de visitantes al año, es una de las atracciones más populares de Alemania.

Historia de todas las denominaciones y códigos internos de los modelos de Porsche

Hay 9.250 coches, 269.000 cifras, 15.715 metros de vía, 1.040 trenes con más de 10.000 vagones, 4.340 edificios y 130.000 árboles. Encontrarás ciudades, pueblos, panoramas de montaña, un aeropuerto, luces artificiales del norte y una feria. Más de 300 empleados han pasado alrededor de un millón de horas creando un microcosmos accesible de trenes, barcos y aviones en constante movimiento.

En una escala de 1:87, muchos de los modelos son coches deportivos de Porsche, incluido el más recientemente Porsche 99X Electric. Porsche Motorsport suministró los datos CAD para el piloto de Fórmula E de Weissach.

Un escenario hiperrealista

La maqueta, que se podrá visitar a partir de la primera de 2022, representa un escenario hiperrealista como nunca antes se había construido. Había que crear todo desde cero, incluido un software encargado de controlar 20 coches de carreras. El sistema responde a las maniobras de conducción de los otros corredores dentro de 50 milisegundos, por lo que cada carrera es diferente.

La magia de los Porsche olvidados que esconden hermosas historias y momentos felices

Mientras que las simulaciones de carrera ya se están ejecutando en el ordenador, Braun todavía tiene que preparar los coches para que aceleren en el momento adecuado: “El software siempre quiere mantener el liderazgo, pero a veces sólo hay que reducir la velocidad durante una carrera. Programar todo eso es un proceso complicado”.

Estos diminutos coches eléctricos son accionados por campos magnéticos. El recorrido de 21 metros a través de la maqueta del circuito de Mónaco se compone de 24 circuitos especiales con un total de 1.400 sectores de campo magnético, cada uno de los cuales se controla por separado y genera su propio campo magnético.

Coches de carreras impresos en 3D

 

Mientras que el software todavía necesita un poco de trabajo, los coches de carreras ya están listos. Fueron creados usando la impresora 3D de los expertos en construcción de modelos y láminas de plástico de sólo 0,03 milímetros de espesor. El chasis está pintado varias veces y reproduce fielmente hasta las pegatinas de patrocinador más pequeñas para reflejar sus contrapartes de tamaño completo. El cuerpo inferior oculta una matriz de Halbach, un panel en forma de diamante que sirve como la contraparte de los campos magnéticos a lo largo del curso.

Si todo va según lo previsto, las carreras de coches en miniatura serán el próximo hito global del equipo de Hamburgo en el campo del automodelismo. “Ha sido nuestro mayor logro, más complejo que el aeropuerto que hicimos en 2011, con aviones aterrizando y despegando”, concluye Braun.

Fuente: Porsche

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.