Si hace apenas un año revelábamos la historia del Porsche 917K matriculado en Mónaco, hoy viajamos hasta el otro lado del mundo, en el hemisferio sur, para conocer el Porsche Schuppan 962CR. Este ambicioso proyecto es el resultado de tomar como base un Porsche de carreras, la genialidad de un piloto australiano y el capital suficiente para crear su propio coche de competición.

Porsche Exclusive construyó un 959 dorado para un jeque

Muchos han sido los que han querido crear su propio coche de carreras, y otros tantos los que eligieron el Porsche 962C de 1981 como base. Desde Koenig Specials hasta DP Motorsport, cada uno ha sido capaz de crear su propia versión. Sin embargo, hoy conoceremos la historia del 962CR construido por el piloto australiano Vern Schuppan a principios de la década de 1990.

Porsche Schuppan 962CR: el ambicioso proyecto de un piloto australiano

Porsche Schuppan 962CR

Para todo aquel que no lo conozca, Schuppan fue un exitoso piloto de carreras nacido en Australia que participó en la Fórmula 1, en las 500 Millas de Indianápolis y en las 24 Horas de Le Mans, entre otros muchos, donde logró la victoria en el año 1983 a los mandos de un Porsche 956. Su completo palmarés e impecable trayectoria en automovilismo estuvo fuertemente respaldada por Porsche (quien también apoyó este proyecto), lo que llevó a Schuppan a iniciar su misión para crear su propio coche de carreras.

A principios de la década de 1990, nuestro piloto australiano logra el apoyo económico de unos inversores japoneses, quienes creen firmemente en que Schuppan tomaría el Porsche 962 del Grupo C como base y desarrollaría su propio coche de competición. El apoyo de estos inversores japoneses es clave después de que Schuppan lograra un tercer puesto consecutivo en el All Japan Sports Prototype Championship durante las temporadas 1984, 1985 y 1986.

Una poderosa mecánica para surcar Mulsanne

El Porsche Schuppan 962CR fue diseñado por el australiano Michael Simcoe, quien fusionó el 962C con algunos elementos y rasgos característicos del Porsche 959 de calle, como demuestran sus faros delanteros y traseros o la forma del alerón posterior integrado en la propia carrocería. Un chasis monocasco de carbono construido por Reynard Motorsport era la base de todo el proyecto, mientras que la carrocería la firmaba Schuppan en unas instalaciones del Inglaterra.

Bajo la piel, los ingenieros tomaron como base un motor bóxer de seis cilindros y 3.0 litros refrigerado por agua que estaba emparejado a dos turbocompresores gemelos KKK. La mecánica original heredada del Porsche 935 fue modificada para alcanzar los 3.3 litros, lo cual permitía al 962CR entregar una potencia máxima de 608 CV. El bloque estaba ubicado en el centro del chasis y enviaba la potencia al tren posterior a través de un cambio manual de cinco velocidades. Esta combinación permitía al 962CR de Schuppan alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,5 segundos y registrar una velocidad punta de 370 km/h.

Una crisis económica y la debacle del proyecto

Porsche Schuppan 962CR

Sin embargo, sus socios japoneses fueron seriamente castigados tras el derrumbe de la economía de Japón en 1992. A pesar de que Vern Schuppan lograra el apoyo financiero de nuevos inversores del Reino Unido, la compañía del piloto australiano se vio obligada a declararse en bancarrota tras fabricar tan solo 6 de los 50 Porsche Schuppan 962CR inicialmente programados.

Porsche 981 Bergspyder: la historia del Boxster aligerado que nunca sucedió

Uno de los Schuppan 962CR fue adquirido en 1995 como pago parcial de la deuda que compañía del piloto australiano había adquirido con un fabricante de parabrisas. El chasis número #1 se consideró el prototipo y los otros cuatro ejemplares se encuentran en colecciones privadas, salvo uno de ellos, que fue destruido por un incendio.

Aunque Vern Schuppan tenía el sueño de llegar a competir con el Porsche Schuppan 962CR en Le Mans, el proyecto finalmente no llegó a surcar a toda velocidad la recta de Mulsanne.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.