Seguramente ha sorprendido incluso a la casa de subastas. Y para bien, en este caso. Porque el Porsche 928 en el que Tom Cruise aprendió a conducir con cambio manual se ha vendido este fin de semana por un precio récord. ¿Cuál? En dólares, nada menos que 1,98 millones, lo que en euros significa algo más de 1,69 millones, al cambio actual.

Es decir, la cantidad más alta jamás pagada por una unidad de este modelo, de cualquier año. Pero claro, no se trata de uno cualquiera, sino de un pedazo de historia del cine que era casi ‘coprotagonista’ de Risky Business.

Como ya te contamos hace unos meses, la firma estadounidense Barrett-Jackson lo ponía a la venta este sábado 18 de septiembre. Y ya intuíamos que alcanzaría un precio muy elevado, debido a su pasado, pero no se preveía que fuera tan alto. El Porsche 928 en cuestión es de 1979 y, originalmente, era de color verde.

Pero precisamente para la mítica película de 1983 se pintó en un tono dorado metalizado, que sigue teniendo a día de hoy. Bajo el capó, lleva un V8 de 4.5 litros que (al menos en su día) erogaba 219 CV y era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y de alcanzar los 230 km/h.

Salen a subasta los coches de ‘Mad Max: Furia en la carretera’

Fue uno de los tres ejemplares del mismo modelo que se utilizaron para el rodaje, otro de los cuales (por supuesto, no era este) acababa hundido en un lago. Lo más curioso es que fue precisamente este es el Porsche 928 en el que Tom Cruise aprendió a conducir un manual, pues así es la transmisión de cinco velocidades que lleva. Lo hizo para su participación en el film, aunque dada la gran colección que ha llegado a acumular el actor, ese conocimiento le ha servido para muchas más cosas.

Este mismo coche ya vendió en 2012, y lo hizo por 49.200 dólares, según cuentan las crónicas de la época. Así que podemos suponer que su comprador estará muy contento con la adquisición que ha hecho, de un pedacito de historia cinematográfica. Pero más aún lo estará su antiguo dueño, que ha visto cómo se revalorizaba en 1,94 millones. En apenas 9 años. Casi nada.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.