En el mundo del motor hay ciertos lugares y trazados donde todo el mundo quiere dejar su huella. El ejemplo más claro es Nürburgring, pero hay más estampas icónicas donde rubricar el nombre en lo más alto te hace pasar a la historia. Uno de ellos es Pikes Peak y, desde este año, el Porsche 911 Turbo S puede presumir de ser el coche de producción más rápido en completar el ascenso.

Con el piloto David Donner al volante, el objetivo era romper el récord anterior, establecido en 10 minutos y 18,4 segundos por un Bentley Continental GT, durante la celebración de la edición número 100 de la prueba, que tuvo lugar hace unos meses.

La historia del agricultor del Porsche 911 Turbo S Rojo Guardia

Sin embargo, durante el evento las condiciones de la pista fueron bastante más húmedas de lo óptimo, lo que hizo que no fuera posible. Aún así, el Porsche registró 10 minutos y 34 segundos, crono con el que ganó su categoría y quedó segundo en la clasificación general.

A pesar de ello, el equipo no quiso esperar un año entero para volver a intentarlo, así que emplearon el programa que ofrece el Pikes Peak International Hill Climb para llevar a cabo intentos de ascenso cronometrados oficiales fuera del evento principal.

Porsche 911 Turbo S Pikes Peak

Volvieron el pasado 27 de septiembre y consiguieron establecer un tiempo de 9 minutos y 53,5 segundos, rebajando la mejor marca anterior en casi 26 segundos.

El coche iba prácticamente de serie, incluyendo solo cambios por temas de seguridad (asiento de competición, jaula antivuelco y sistema de extinción de incendios) y para poder rendir a gran altitud (modificaciones en la electrónica y el sistema de escape). El buen hacer del coche, sus 650 CV y las manos del piloto se encargaron del resto.

Porsche 911 Turbo S Pikes Peak

Donner ha declarado: “Nuestro objetivo era capturar el récord de coches de producción en el 100 [la edición], y estábamos felices de ver finalmente lo que este coche puede hacer. Fuimos bendecidos con un clima despejado para establecer tiempos rápidos sin práctica en dos mañanas frías con luz subóptima. El PPIHC y Pikes Peak Highway fueron muy solidarios y complacientes, y el nuevo Course Time certificado permitirá que otros dejen su huella en Pikes Peak en los próximos años. Nuestro equipo está encantado de ser parte de hacer que este programa despegue».

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.