En el ferviente mercado de las camper van, Volkswagen es una de las principales marcas referentes. Es una de las pocas marcas que comercializa furgonetas camperizadas directamente desde fábrica, lo que hace más fácil acceder a este tipo de vehículos nuevos a los clientes que buscan comprar sin hacer frente a una conversión. Por lo tanto, este mercado parece bastante lucrativo para la firma alemana, aunque hay un lugar donde no parece dispuesta a hacer negocio. ¿Por qué Volkswagen no vende sus furgonetas camper en Estados Unidos?

Volkswagen California contra Grand California: ventajas y desventajas de cada camper

Volkswagen actualmente comercializa dos campers dentro de su gama de productos. Por un lado, el Volkswagen California (prueba) y, por otro, la opción más grande de la familia, el Volkswagen Grand California (prueba). Por debajo está el nuevo Volkswagen Caddy California, una furgoneta ligera y compacta ideal para escapadas en pareja y presupuestos menos holgados.

volkswagen furgonetas camper ee.uu.

Estos modelos tienen precios de salida que van desde los 34.000 euros del Caddy California hasta los 89.000 euros del Grand California 680, pasando por los 65.000 euros del California 6.1. No son lo que se dice furgonetas económicas, pero suelen ofrecer un equipamiento amplio para un mercado que, por lo general, cuentan con presupuestos holgados.

¿Por qué Volkswagen no vende sus furgonetas camper en Estados Unidos?

Ahora bien, ¿por qué Volkswagen deja fuera del pastel de las furgonetas camper a uno de los mercados más potentes del mundo? La respuesta a esta cuestión tiene que ver con un tema de homologación y comercial. Al parecer, obtener una homologación federal en Estados Unidos supone unos 10 millones de dólares por modelo. En realidad, Volkswagen tiene el suficiente músculo financiero como para hacer frente a este desembolso, pero es en este punto en el que entra el aspecto comercial.

volkswagen furgonetas camper ee.uu.

Según los últimos datos de ventas a nivel mundial publicados por Volkswagen de su gama comercial, que datan de 2017, la California representó poco más de 15.000 unidades vendidas en todo el año. Esto es, aproximadamente, una sexta parte de lo que puede comercializar el Transporter.

La firma de Wolfburgo no comparte sus márgenes de beneficio por vehículo, pero los coches nuevos no son un negocio tan lucrativo como sus elevados precios pueden hacernos creer. Lo más probable es que el California necesitaría varios años de comercialización tan solo para cubrir la inversión necesaria para su homologación en EE.UU.

volkswagen furgonetas camper ee.uu.

En resumen, parece ser que llevar el Volkswagen California a Estados Unidos es un negocio demasiado costoso para la compañía alemana. Vender sus furgonetas camper al otro lado del Atlántico no ofrecería un retorno de la inversión, por lo que parece que seguirá siendo así en los próximos años. Por suerte, el futuro no es tan oscuro como puede parecer para los norteamericanos, ya que la marca pretende llevar el Volkswagen ID Buzz a Estados Unidos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.