Los coches de Policía son muy diferentes de un país a otro. Mientras que en España se empiezan a establecer los SUV como coches patrulla entre las diferentes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en la región rusa de Chechenia parecen que también abogan por este tipo de vehículos, aunque entre sus últimas incorporaciones se encuentren dos espectaculares Mercedes-AMG G 63.

Según informan desde iXBT, el garaje de la policía de la Inspección Estatal de Seguridad Vial del Ministerio del Interior acaba de registrar 35 nuevos vehículos de procedencia extrajera en su flota de coches patrulla. 33 de estos coches son chinos, mientras que los dos restantes son alemanes y juntos producen casi 1.200 CV de potencia.

La mayor parte de las incorporaciones corresponden a Haval F7, un crossover de origen chino que está disponible con dos motorizaciones diferentes. Por un lado, un 1.5 litros de 169 CV y, por otro, un 2.0 litros de 197 CV, ambos con tracción a las cuatro ruedas y cambio automático de doble embrague.

La Policía de Chechenia añade dos Mercedes-AMG G 63 a su flota de coches patrulla

coches policia chechenia

Si bien son vehículos realmente sencillos y prácticos para las labores de vigilancia de los coches patrulla, los que destacan sobre el resto son las dos unidades del Mercedes-AMG G 63 (prueba) que ha incorporado la Policía de Chechenia a su flota de coches patrulla.

La versión más prestacional del famoso Clase G llega con un potente motor V8 biturbo de 4.0 litros capaz de producir una potencia máxima de 585 CV y un impresionante par motor de hasta 850 Nm. El bloque está gestionado por un cambio automático con convertidor de par y nueve velocidades, que canaliza toda la potencia a un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Los coches de Policía más lentos del mundo

Aunque su potencia está a la altura de un superdeportivo, las prestaciones del G 63 no alcanzan ese nivel, a pesar de que puede pasar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y registra una velocidad máxima de 220 km/h. Sin embargo, no está nada mal teniendo en cuenta su aerodinámica y las casi 2,6 toneladas de peso que arroja sobre la báscula.

Según la publicación consultada, el precio del Mercedes-AMG G 63 en Rusia comienza en 33 millones de rublos (en España, el G 63 tiene un precio de salida de 216.854 euros), el equivalente a unos 332.000 euros, cifra con la que se cubre la compra de 20 unidades del Haval F7. El motivo de esta elevada cifra se debe a que el vehículo no se vende en Rusia y solo es posible adquirirlo mediante un esquema de “importación paralela”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.