Parece increíble, pero lo cierto es que Plymouth nació como una marca de bajo coste de Chrysler hace ahora algo menos de cien años. Bajo su nombre se empezaron a producir los motores de cuatro cilindros del grupo norteamericano, los más pequeños por aquel entonces. Sin embargo, la depresión de finales de los años ’20 supuso que, al ser coches baratos, se vendiesen relativamente bien. Y esto dio alas a la marca para crear décadas después un modelo que poco tenía que ver con el concepto inicial: el Plymouth HEMI Superbird.

Plymouth HEMI Superbird

Plymouth HEMI Superbird: la época dorada de los muscle cars

Efectivamente. El Plymouth HEMI Superbird fue uno de los representantes de la época dorada de los famosos muscle cars. Esa suerte de automóviles con unas formas exageradamente anchas y toda clase de añadidos estéticos que provocasen la rotura de no pocos cuellos a su paso. Además, en sus entrañas esconden un motor V8 de gasolina, lo que provoca que su sonido llame muchísimo la atención. Aquellos coches que no pueden faltar a la hora de organizar cualquier drag race que se precie.

interior Plymouth HEMI Superbird

El caso es que el año de fabricación del Plymouth HEMI Superbird fue 1970. Ni uno más, ni uno menos. Se trata de una variante mucho más llamativa del Plymouth Road Runner que fue creada para batir todos los récords de velocidad de la NASCAR. Tanto que las versiones de competición superaban los 320 km/h, por los aproximadamente 'solo' 300 km/h de punta de los ejemplares de calle. Lo malo es que su tirada fue de tan solo 308 unidades, algo que incrementa su valor de manera exponencial.

La historia del Ford Mustang, una leyenda viva

Un sello inconfundible

Basta verlo en las fotos para darse cuenta de que el diseño del Plymouth HEMI Superbird es tremendamente llamativo. Si lo miras por delante seguro que el primer lugar donde se van tus ojos es hacia esos faros escamoteables al borde de su capó alargado. De todas formas, lo más chocante del conjunto es su enorme de alerón trasero fijo.

Plymouth HEMI SuperbirdMás allá de eso, se trata de un coupé con más de 5,5 m de longitud y un peso que rondaba los 1.750 kg. Lo más curioso en su carrocería son unos nervios marcadísimos en el capó y dos pequeñas entradas de aire justo detrás de las puertas, así como unas formas que huyen de los tradicionales músculos de este tipo de vehículos. Además, los pasos de rueda son muy discretos y no están ensanchados. De hecho, los traseros esconden de manera tímida la parte superior del neumático.

Motor V8 7.0 de 430 CV

Toda la estética exterior iba acompañada del gran motor del Plymouth HEMI Superbird. Como buen muscle car, debajo del capó equipa un propulsor V8 de gasolina compartido en su época con el Chevrolet Daytona. Concretamente un HEMI con una cilindrada de 7,0 litros y una potencia que podía irse hasta los 430 CV de manera oficial, si bien las malas lenguas decían que su entrega era capaz de superar los 440 CV. Aun así, también existían otras dos versiones “descafeinadas” con 380 CV y 395 CV, esta última con el motor 440 Super Commando. En cuanto a la transmisión, podía ser automática o manual, pero los ejemplares manuales son mucho más raros y, por ende, caros.

motor Plymouth HEMI Superbird

Subastas del Plymouth HEMI Superbird

logo Plymouth HEMI SuperbirdA lo largo de los últimos años se han subastado varias unidades de este modelo, lo cual nos lleva a pensar que no pasará mucho tiempo hasta que llegue una nueva subasta del Plymouth HEMI Superbird. Una de ellas fue hace más o menos un año y la unidad estaba estrictamente de serie. La pega es la cotización de este purasangre americano, ya que a su limitada producción hay que añadir una popularidad creciente debido en gran parte a su aparición en el cine, como por ejemplo en la sexta película de la saga Fast and Furious.

PRUEBA: Dodge Challenger SRT Demon

¿Cuánto cuesta un Plymouth HEMI Superbird?

Si eres uno de esos afortunados que se dedican a acumular coches clásicos en su garaje y tienes tanta suerte como para amasar la cantidad de dinero suficiente, debes saber que el precio del Plymouth HEMI Superbird a día de hoy puede alcanzar fácilmente los 250.000 euros. ¿No hay ninguno a la venta? No te preocupes, seguro que algún coleccionista o heredero quiere deshacerse del suyo dentro de muy poco tiempo… Mientras tanto, eso sí, puedes disfrutar del Plymouth HEMI Superbird en la galería de fotos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.