Si quieres ver cómo es por dentro el motor del Toyota GR Yaris, estás en el lugar adecuado. Porque un poco más abajo encontrarás un vídeo en el que podrás echar un vistazo a un GR Yaris mientras es sometido a una cirugía a corazón abierto por cortesía de Robert Mitchell. Este estadounidense residente en Alemania es el propietario de esta unidad, un vehículo que forma parte de la flota de Apex, una empresa de alquiler de coches en el circuito de Nürburgring.

Por qué hemos comprado un Toyota GR Yaris

Robert adquirió este Toyota GR Yaris (prueba) con Circuit Pack en noviembre de 2020. Desde entonces el vehículo ha recorrido alrededor de 3.500 kilómetros, muchos de los cuales han sido en el ‘Infierno Verde’. Por desgracia para él, hace un par de fines de semana, justo cuando el circuito reabrió sus puertas tras el parón invernal, Robert cometió el error de pasar de quinta a segunda durante una frenada intensa en la famosa pista.

Una reducción que provocó que el motor sobrepasara su régimen de giro máximo -no sabemos en cuántas revoluciones por minuto exactamente-, lo que posteriormente se ha traducido en una avería mecánica. Una rotura que ha afectado a uno de los balancines que operan las válvulas de admisión del primer cilindro, que se salió de su soporte provocando que la válvula chocara con el pistón. Como consecuencia de ello, tienen que sustituir el árbol de levas que controla la admisión, todos los balancines de admisión y escape, la mencionada válvula y quizá el pistón.

Según explica el propio Mitchell en el vídeo, la avería se debe a un fallo por parte del conductor, que en este caso era él. Porque pasó de quinta a segunda cuando realmente lo que quería era reducir de quinta a cuarta, una circunstancia que ocasionó que el motor se pasara de vueltas. Lo curioso es que el motor siguió funcionando correctamente durante al menos cinco vueltas más al circuito y el fallo no se manifestó hasta el día siguiente, después de haberse enfriado y de pasar una noche a la intemperie con temperaturas negativas.

Sea como sea, conviene recordar que el Toyota GR Yaris fue una de las mejores sorpresas del 2020. Es un coche tremendamente rápido y efectivo que ha conseguido llamar la atención de la inmensa mayoría de aficionados al mundo del motor. Y parte de la culpa la tiene precisamente su motor, denominado internamente como G16E-GTS y desarrollado por Toyota Gazoo Racing específicamente para este modelo. Una unidad que tiene el honor de ser el tricilíndrico de producción en serie más potente del mundo gracias a sus 261 CV de potencia y 360 Nm de par.

5 curiosidades sobre el Toyota GR Yaris que no sabías

Una mecánica que pesa 106 kilogramos. Entre sus características destacan su bloque de tipo ‘open deck’ de aluminio -al igual que la culata-, su turbocompresor con rodamientos de bolas integrado en el colector de escape, sus válvulas sobredimensionadas, sus conductos de admisión mecanizados para mejorar el flujo de aire o los pistones refrigerados internamente con nueve pulverizadores de aceite.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.