El motor M 139 es el nuevo bloque de Mercedes, un propulsor que ha llegado para convertirse en el tetracilíndrico de serie más potente del título, renovando el título que ya consiguiera su predecesor, un M 133 que daba vida al A 45 AMG de la nueva generación.

PRUEBA: Mercedes CLA Coupé 2019

El nuevo bloque será el alma del nuevo (que presumiblemente se venderá en carrocerías de cinco puertas, sedán, CLA y shooting brake) y estará disponible en dos versiones diferentes. En la básica el 2.0 entregará 387 CV y 480 Nm de par, mientras que con la especificación S sus guarismos escalan a 421 CV y 500 Nm.

Mercedes apunta que “se ha armonizado con precisión la curva de par del motor”, consiguiendo el par máximo en la variante normal entre las 4.750 y las 5.000 rpm y en la superior entre las 5.000 y las 5.250, teniendo el pico ambas en las 7.200 vueltas.

motor M 139

Su proceso de montaje es completamente a mano, como explica Emmerich Schiller, COO y miembro del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH: “Para el montaje del M 139 hemos reinventado una vez más el principio ‘One Man, One Engine’. El resultado es una planta de fabricación de vanguardia, centrada en las personas que trabajan en la planta. Hemos creado condiciones laborales óptimas en un entorno inundado de luz, limpio y con una organización precisa de todas las secuencias. Con ello se crea la base perfecta para poder garantizar nuestro elevado nivel de calidad a pesar del incremento de la complejidad de la tecnología”.

Respecto al 133 este nuevo motor gira 180 grados sobre su eje vertical, dejando el sistema de admisión en la parte delantera del bloque y tanto el turbo como el colector de escape detrás, consiguiendo un diseño plano, más aerodinámico y que mejora la conducción del aire.

Mercedes-AMG CLA 35 4Matic Shooting Brake: 306 CV de puro familiar

Otro punto que ayuda a esto es la presencia de válvulas controladas electrónicamente que varían su apertura en función la presión de soplado necesaria, que tiene su pico en los 2,1 bares para la versión superior del motor y en 1,9 para la básica. Gracias a esto se optimiza la respuesta del motor.

El turbo, por su parte, mejora su rendimiento incluso a bajas revoluciones gracias a la presencia de un nuevo sistema de doble entrega con dos ramales de flujo paralelos. También se ha aumentado la presión de soplado, que es de hasta 2,1 bares para el S de 1,9 para la básica.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.