Hay muy pocos coches tan radicales como el Mitsubishi Lancer Evo X que te traemos hoy. Un vehículo completa y absolutamente fuera de la mente de cualquier persona que esté en sus cabales. Se trata de un Mitsubishi Lancer Evo X destinado a participar en una competición denominada Time Attack. Para ello ha sido puesto a punto con las especificaciones más atrevidas y decorado con una estética que asustaría al mismísimo Satanás.

A la venta este Mitsubishi Lancer Evolution I de 1993

¿En qué consiste Time Attack?

Time Attack, la competición en la que participa este Mitsubishi Lancer Evo X tan especial, es un certamen en el que varios vehículos previamente preparados para darlo todo compiten por conseguir el mejor tiempo por vuelta en un trazado determinado. Entre los contendientes se encuentran coches de todas las formas y tamaños, y todos están basados en modelos de producción. De hecho, una de las reglas de Time Attack exige incluso que utilicen neumáticos homologados para circular por la vía pública.

Un Mitsubishi Lancer Evo X diferente

Para empezar, el modelo protagonista de esta noticia parece no tener más que el chasis del modelo de serie. Los paragolpes están sobredimensionados y cuentan con un splitter frontal y unas taloneras realmente llamativas. Detrás hasta se olvida de los paragolpes y deja a la vista una salida de escape que, además de ser enorme, emite un bramido atronador. Eso por no hablar de un capó específico con una toma de aire frontal, unas llantas especiales pintadas en negro -como el resto del coche- o un alerón más ancho y alto que el propio vehículo.

Vídeo: el Mitsubishi Lancer EVO sigue siendo una bestia de carreras

Lamentablemente no contamos con datos acerca de su propulsor, más allá del turbocompresor que queda a la vista. Pero este Mitsubishi Lancer Evo X fue capaz de registrar un tiempo por vuelta de 1:49.665 en el circuito italiano de Mugello. Para ponernos en perspectiva, la vuelta más rápida registrada en este trazado en Moto GP fue una realizada por Valentino Rossi, quien registró un tiempo de 1:46.208. Mientras tanto, un piloto profesional con un coche de DTM fue capaz de completar una vuelta en 1:43.079 allá por el año 2008. Este japonés ‘tuneado’ no se queda muy lejos, no…

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.