A simple vista este ejemplar de MINI Cooper S R56 podría pasar por una unidad con alguna que otra modificación. Pero en realidad es mucho más que eso. Porque tras esa apariencia más o menos discreta este MINI esconde el motor V8 de un BMW M3. Sí, como lo lees, debajo de su capó encontramos al famoso bloque 4.0 V8 S65 que montó la quinta generación de la historia del BMW M3.

Mercedes Clase V con motor V8 biturbo de 585 CV, ¡brutal!

No contentos con injertar este V8 en el pequeño vano motor del MINI y convertirlo en un deportivo de propulsión, también han añadido la caja de cambios de doble embrague original DCT del M3. Dicho así parece hasta sencillo, pero esta operación quirúrgica ha requerido de cuatro años de intenso trabajo que culminan hoy con el debut del coche en uno de los mejores escenarios posibles: el Festival de la Velocidad de Goodwood 2021.

1.300 kilogramos y 420 CV de potencia

mini motor v8 bmw m3 delantera

Apodado VINI, este MINI con motor V8 de M3 es un ejercicio para demostrar las capacidades de los preparadores y fabricantes que han participado en el proyecto. Una iniciativa liderada por los especialistas de Powerflex y en la que también han participado firmas como Litchfield Motors, Alcon, Tilton Engineering, Bilstein UK, Forge Motorsport, Goodridge, Aero Tec Laboratories, ITG, Cobra Seats, Lifeline, Racelogic, Syvecs, AiM Tech, Braid o ED Motorsport.

El motor S65 es considerado por muchos el mejor V8 construido por BMW. Es un bloque atmosférico que deriva del S85, el propulsor V10 que utilizó el BMW M5 E60 y el M6 E63, y como este destaca por su deliciosa respuesta (y sonido) y por su capacidad para subir de vueltas. Produce 420 CV a 8.300 revoluciones por minuto y 400 Nm de par a 3.900 vueltas. Un rendimiento que es digerido por un rápido cambio DCT de siete velocidades que envía la potencia al eje trasero a través de un diferencial autoblocante.

mini motor v8 bmw m3 bajos

Para colocar el motor V8 de un BMW M3 en este MINI Cooper S R56 han tenido que modificar extensamente el chasis original del modelo británico. Porque recordemos que de fábrica viene equipado con un pequeño cuatro cilindros en posición transversal y una transmisión transaxel, una configuración que dista mucho de la que tiene ahora. La estructura de la suspensión delantera se conserva, pero en el tren trasero han instalado un subchasis modificado de un Impreza STI, con suspensiones desarrolladas por Bilstein para la ocasión.

El hecho de que este MINI con motor V8 de M3 parezca a simple vista un Cooper S R56 con alguna que otra modificación no hace más que incrementar su atractivo. Es cierto que los aficionados se percatarán de inmediato de elementos como la elaborada jaula de seguridad, de los pasos de rueda ensanchados, de la nueva entrada de aire del capó… pero a no ser que escuchen su motor nadie imaginaría lo que esconde en su interior.

Imágenes: Dan Sherwood

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.