Mercedes Royale S600: un vistazo a este Clase S de lo más peculiar

Henrik Fisker es la persona que está detrás del diseño de automóviles tan atractivos como el Aston Martin DB9 (y V8 Vantage) o del BMW Z8, por poner dos ejemplos. Pero durante estos últimos años, su trabajo se ha centrado sobre todo en la modificación de vehículos ya existentes, como demuestran casos como el del Ford Mustang Rocket 2015 o como el del Fisker Thunderbolt. Decimos esto para que entiendas mejor el motivo que ha llevado a varios medios de comunicación extranjeros a indicar que este Mercedes Royale S600 es obra del famoso diseñador.

No te pierdas: La historia de un Mercedes SLS que nunca llegó a ser estrenado

Además, la foto de portada fue publicada en el Facebook de Galpin Auto Sport (GAS) -publicada y posteriormente, borrada-, un taller con el que Fisker ha colaborado en más de una ocasión. Pero los representantes de Henrik Fisker no han tardado en desmentir la información, indicando que su cliente no es el autor de este Mercedes Clase S modificado y renombrado como Royale S600. En cualquier caso, creemos que te gustaría conocer a este Clase S de última generación con un popurrí de componentes provenientes de otros modelos de Mercedes, tanto clásicos como modernos.

En el frontal del Mercedes Royale S600 nos encontramos con unos faros provenientes del Mercedes SLS AMG, el antecesor espiritual del actual (prueba) Mercedes-AMG GT, una parrilla que, por dimensiones e imagen, podría haber heredado de uno de los imponentes Mercedes 600 W100. En el lateral, incorpora unas ‘branquias’ similares a las que lucía el Mercedes McLaren SLR mientras que en la redondeada zaga, nos encontramos también con unos faros provenientes de un SLS. Incorpora muchos más detalles con sabor a clásico, como los parachoques cromados, las llantas o incluso la nueva forma que luce la luneta trasera -que ahora es más rectangular e incorpora un embellecedor cromado que recorre su perfil.

Fuente: Autoblog.nl, WCF.

2 Comentarios

  1. Los Mercedes que más me gustan son el 570 K Dunlop, el 300 sl, el Adenawuer, el colas, el primer modelo que participó en el DTM. En la actualidad estoy viendo que vuelven a ser bonitos. Los clase C y E, anteriores no me gustaban nada. Lo mismo con los ML y GL.

  2. En la actualidad podria decir casi con total seguridad que el coche que más me gusta, es el último MUSTAN. Los habrá más rápidos, más sofisticados y caros pero me quedo con el Ford. Tiene una línea espectacular, es grande y poderoso. Lo dicho sería mi coche preferido.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here