Ha pasado mucho tiempo desde que escuchamos por primera vez al Mercedes-AMG Project ONE y sus innumerables teaser hasta la fecha. La última noticia coincidió con el Salón de Frankfurt 2017, donde la firma de la estrella reveló por fin el hiperdeportivo de los 1.000 CV con tecnología de la Fórmula 1, concretamente su sistema de propulsión, con un embajador de lujo, Lewis Hamilton.

¿Qué encontramos en el exterior? Un deportivo que recuerda al atrevido proyecto que la empresa arrancó a finales de los 90 con el Mercedes CLK GTR. El frontal alargado incluye un importante splitter, entradas de aire enromes y un capó que permite que el aire fluya por su interior y salga al exterior delante del parabrisas para ascender y acceder por la toma de aire sobre el techo. Los laterales siguen este mismo concepto de canalización de aire, mientras que la zaga se presenta con dos alerones, un spoiler retráctil más convencional y una aleta que nace desde la toma de aire del techo para permitir una mayor estabilidad a altas velocidades. Por último, un difusor acoge a las salidas de escape centrales.

Mercedes-AMG Project ONE

Mientras tanto, el interior del Mercedes-AMG Project ONE recibe una pareja de pantallas de alta definición de 10 pulgadas con un volante que ve achatadas las secciones superiores e inferiores, y alberga los controles para los modos de conducción y la configuración de la suspensión, una pantalla de LED para el cambio y un airbag. También encontramos un sistema de aire acondicionado, ventanillas eléctricos y cámara de visión trasera, ya que no tenemos ventana posterior y estamos ante un coche totalmente homologado para su uso en carretera.

PRUEBA: Mercedes-AMG GT R

Pero lo más llamativo del deportivo de Mercedes es el sistema de propulsión. Se trata de una unidad V6 turbo de 1.6 litros que adopta del monoplaza W08 F1, así como cuatro propulsores eléctricos. Los dos motores delanteros, con una potencia de 160 CV, son unidades de vanguardia, siendo capaces de acelerar hasta las 50.000 rpm, lo cual es un gran avance teniendo en cuenta que en el mercado actual alcanzan las 20.000 rpm. El tercer motor eléctrico, con 120 CV, se integra en el turbocompresor, mientras que el cuarto está montado directamente en el motor térmico. La combinación de todos los propulsores arroja, según palabras del fabricante, “más de 1.000 CV”.

Mercedes-AMG Project ONE

Los ingenieros de Mercedes aseguran que el turbo lag no solo se elimina con este sistema hibridado, sino que los tiempos de respuesta son incluso más cortos que en un V8 de aspiración natural. Todo esto ha sido posible, no solo gracias al par de llenado proporcionado por los motores eléctricos, sino también gracias a un turbocompresor eléctrico que a su vez separa la turbina de los gases de escape y se sitúa en una posición óptima al lado de escape y de la toma de admisión del propulsor V6.

Y en términos de rendimiento, el Project ONE es capaz de alcanzar los 350 km/h de velocidad máxima y su aceleración es tal que pasa de cero a 200 km/h en menos de seis segundos. Además, cuenta con un rango de autonomía en modo totalmente eléctrico de 25 kilómetros, equipa un sistema de 800 voltios en lugar de uno común de 400 voltios, un sistema de tracción total variable con vectorización de par y una importante batería de iones de litio que utiliza las mismas celdas, la disposición y el sistema de refrigeración que el Fórmula 1 de Mercedes-AMG. La batería, también, es capaz de recuperar hasta el 80% de energía en conducción normal.

Mercedes-AMG Project ONE

Por otro lado, la potencia se canaliza a las ruedas traseras desde el motor de combustión a través de una nueva transmisión manual automatizada de ocho velocidades desarrollada específicamente para el Project ONE. La transmisión se activa hidráulicamente y ofrece modos automáticos y manuales a través de las levas situadas tras el volante. El coche se asienta sobre un chasis monocasco de fibra de carbono de alta resistencia que constituye la base del coche con el motor integrado y la transmisión teniendo funciones de carga, ya que ambos apoyan completamente la suspensión trasera.

Mercedes-AMG Project ONE

Mercedes-AMG Project ONE, de pruebas

La compañía alemana ha difundido nuevas imágenes, esta vez del vehículo de producción, pero, como era de esperar, camuflado. Acompañándolas, un breve texto en el que se da algún dato más del hiperdeportivo. Mercedes AMG ha estado de pruebas con él en Millbrook Proving Ground, en Bedfordshire, donde se están fabricando todas las unidades. El área es un campo secreto en Inglaterra, donde las carreteras han sido cerradas al tráfico, aunque “por su característico sonido de F1, es difícil de ocultar al público”.

de pruebas Mercedes-AMG Project ONE

En estos test se está comprobando los posibles fallos, tanto de hardware como de software. Antes, se ha llevado a cabo un proceso totalmente digital denominado “Project ONE Virtual Engineering”.

Con una producción que se limita a solo 275 ejemplares, el Mercedes-AMG Project ONE tiene un precio de 2,27 millones de euros. Todas las unidades ya se han vendido y no veremos la primera hasta dentro de unos meses -18 es el plazo con el que cuenta Mercedes-AMG para su desarrollo antes de la entrega-.

Mercedes-AMG Project ONE

Mercedes-AMG Project ONE

Pruebas Mercedes-AMG Project ONE

Teaser y filtraciones

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.