En los corros especializados de bar siempre es menester sacar el manido tema de la mala suerte de Carlos Sainz. Un piloto que de no ser por su atracción al gafe, coparía sus vitrinas con unos cuantos mundiales de rallye más y otros tantos Dakares.

Carlos Sainz triunfo en el WRC

La mala fortuna le acompañó en 1980 cuando debutó en el Rallye Shalymar, cuando inició su carrera profesional soñada, algo que la gran mayoría de los mortales puede conseguir.  También la mala suerte estuvo con él en 1985 en el Rallye Vasco Navarro, cita en la que consiguió su primera victoria. Y qué decir en 1990 y 1992 cuando logró sus dos títulos de campeón del WRC. Los 97 podios y las 26 victorias en el Mundial de Rallyes no encuentro un motivo por el que mencionarlos…

Tampoco estuvo afortunado en la elección de sus copilotos, Antonio Boto, Juanjo Lacalle​ o Marc Martí. ¡Qué mala suerte la de Carlos Sainz, que tuvo que optar por Luis Moya para suplir a Boto porque Perico García no se encontraba disponible. ¡Qué faena el día que conoció a Lucas Cruz!

¿Y qué me dices de ser elegido el mejor piloto de la Historia? Pues mal, porque no existe trofeo que lo acredite. Ni que decir tiene que si el madrileño no tuviese mal fario hubiese conseguido mucho antes ser el primer no nórdico en ganar el Rallye 1000 Lagos… ¡Lástima no haber fichado por alguna de las mejores marcas del Mundial!

Carlos Sainz Toyota Celica WRC

Lo cierto es que la suerte no le ha acompañado en su vida, una vida, que por cierto, dedicada por completo a su pasión. Una vida en la que su mujer, como es costumbre en estos y aquellos tiempos que corrían, le ha apoyado siempre en sus dilatados viajes alrededor del mundo. Una vida que le ha dado, mala suerte la suya, un hijo que compite en la máxima categoría del automovilismo con uno de los equipos más punteros. Un hijo que lleva satisfecho el nombre del padre y que muestra con descaro en una carta abierta el orgullo que siente por su padre: “Sólo espero haber dejado claro la admiración que tus hijos tenemos por ti como persona y deportista, pero sobre todo decirte que como padre eres un ejemplo del que no paramos de aprender cada día. ¡Qué ganas tengo de darte un abrazo!”.

Carlos Sainz padre e hijo

Carlos Sainz tiene la mala suerte de ser uno de los pilotos más respetados de la historia del automovilismo y considerado uno de los mejores preparadores. Admirado por las gran mayoría de sus rivales como Richard Burns o Colin McRae; esos sí que tuvieron suerte y no Sainz, hasta que el primero murió por un tumor cerebral y el segundo falleció en un accidente de helicóptero. Porque es fácil llegar a los 55 años como Carlos, con una buena salud y una preparación física tremenda, y ganar el Dakar con esa edad, aunque hasta la fecha y en las 40 ediciones que lleva celebrándose la prueba más dura del mundo nadie lo haya conseguido.

Que Stephane Peterhansel, Sebastien Loeb o Nasser Al-Attiyah hayan sufrido accidentes que les han privado de ganar el Dakar 2018 no es mala suerte, son despistes. Que a Carlos se le rompa el cambio a 20 kilómetros del final de la etapa más larga y complicada del Dakar y no al inicio es mal fario. ¡Qué mala suerte la de este hombre que se le rompe el cambio y tiene que ir con la tercera velocidad engranada! Porque la buena suerte hubiese hecho que la transmisión quedase acoplada en primera…

Carlos Sainz victoria Dakar 2010

Una persona con mala fortuna como Sainz no suele ir unido a palabras como victoria, éxito, triunfo o campeón… Porque a mí, que no estoy acostumbrado a oírlas juntas, me siguen rechinando.

La mala suerte de la fea de Carlos Sainz, todos la desean…

Carlos Sainz victoria Dakar 2018

1 Comentario

  1. Desde mi ciudad de Carapeguá, República del Paraguay, que contento, feliz y emocionado me siento por ésta redacción acerca de la “mala suerte” del matador. Que feliz por verlo ganar. Es el ganador de la vida! Saludos amigos!!! Mi cuenta en Twitter: @carapegua77 y en Instagram: @jrrv77 saludos!!!

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.