Todo un canto del cisne. Eso es el Lotus Emira, que acaba de presentarse como el último coche de la marca británica que contará con motor de combustión interna. El final de una época para Lotus que llega bajo la forma de un deportivo de motor central y tracción trasera con una estética impresionante y unas buenas prestaciones… pero también con un extra de practicidad.

De hecho, este nuevo modelo, que sustituye de una tacada al Elise, al Exige y al Evora (prueba), sigue en su diseño la estela del Lotus Evija. Las formas angulosas y las brutales tomas de aire laterales, sobre todo, recuerdan al hipercoche de la marca. La carrocería descansa sobre un chasis de aluminio totalmente nuevo, aunque basado en la misma tecnología de aluminio que ya vimos en el Elise.

Lotus Emira trasera

En lo que a mecánica se refiere, estará disponible con el ya conocido (y amado por sus fans) motor V6 de Toyota, que se usó en el Exige y el Evora y que entrega 400 CV… Pero habrá una segunda opción, también de gasolina, que supone una novedad absoluta para la marca. Un propulsor de 2 litros y cuatro cilindros en línea con turbo desarrollado por AMG. ¿Su potencia? 360 CV. En ambos casos podrá elegirse entre cambio manual, automático o de doble embrague.

Para el día a día

Con sus 4.412 mm, el Lotus Emira se sitúa en las dimensiones del Evora, considerablemente más grandes que las de Elise y Exige. E incluso a aquel le saca un par de centímetros. Y esto se refleja en un interior más espacioso, que incluso permite un espacio para equipaje detrás de los asientos de 208 litros. A ellos se suman los 151 litros del compartimento que hay situado detrás del motor. Lo que hace de este uno de los coches más prácticos jamás desarrollados por los de Hethel.

El curioso origen del nombre del Lotus Elise

De hecho, está pensado más para el día a día que cualquiera de sus predecesores, lo que también se demuestra con su interior más cuidado y su pantalla de infoentretenimiento de 10,25 pulgadas. Este lado tecnológico se completa con otra pantalla para el cuadro de instrumentos, de 12,3 pulgadas.

Según Lotus, las primeras unidades se entregarán en primavera de 2022, y los precios de partida se situarán por debajo de los 72.000 euros. Es decir, incluso algo menos que el Evora, que arrancaba en 75.000.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.