Lamborghini ha atravesado diferentes etapas a lo largo de su historia. Desde la fundación de Automobili Lamborghini en 1963, el fabricante de superdeportivos italianos ha pasado por diferentes manos e incluso una bancarrota en 1978. Precisamente antes de la quiebra, la firma de Sant’Agata Bolognese vio en los todoterrenos militares una oportunidad de negocio. De la necesidad de salvar los muebles nacería el Lamborghini Cheetah de 1977, un prototipo único que sería la base para el Lamborghini LM002 de 1986.

Chrysler quería una berlina con las insignias de Lamborghini, pero no llegó

El primer todoterreno creado por Lamborghini sin ser un tractor fue el prototipo Cheetah (leopardo en inglés) de 1977. Todo comenzó como un intento de obtener un contrato del ejército estadounidense para equipar a sus tropas de un nuevo vehículo militar. Fue diseñado por Rodney Pharis, presidente de Mobility Technology International (MTI), en San José (California), donde también fue ensamblado.

Lamborghini Cheetah (1977): el Lamborghini militar

Lamborghini Cheetah 1977

El Cheetah era una especie de buggy vitaminado, con grandes pasos de rueda, neumáticos todoterreno y una carrocería estilo pick-up. En su interior podían viajar hasta cuatro soldados totalmente equipados, aunque la configuración de motor central trasero no ayudó a que hubiera demasiado espacio en la cabina o en el compartimento de carga. Un coche militar debe ser práctico, resistente y fiable, y el Lamborghini Cheetah no cumplía con la primera de estas premisas.

Bajo su carrocería se instaló un motor V8 de 5.9 litros de origen Chrysler que desarrollaba 180 CV de potencia y 320 Nm de par. Podía alcanzar los 160 km/h de velocidad máxima y tenía un peso de más de dos toneladas. El motor estaba ligado a una transmisión automática de tres velocidades y a un sistema de tracción integral permanente, lo que lo hacía fácil de conducir y con una gran capacidad todoterreno. La configuración de motor central trasero, sin embargo, provocó que el reparto de pesos se viera afectado y que la conducción no fuera la deseada.

Lamborghini Cheetah 1977

El primer todoterreno de Lamborghini ya estaba listo y se mostró al público en el Salón de Ginebra de 1977. Tras su debut, el prototipo original, que equipaba una carrocería de fibra de vidrio sobre un chasis tubular, viajó de nuevo a Estados Unidos. Era el momento de enfrentarse a las duras pruebas del ejército estadounidense. Según varias fuentes consultadas, en las pruebas en el desierto, el prototipo sufrió un accidente y quedó destruido. Sin embargo, desde la web LamboCARS apuntan a que el Cheetah no se vio involucrado en ningún accidente y que, a día de hoy, sigue en su estado original.

El ejército eligió un producto nacional

La decisión de equipar un motor de fabricación estadounidense en el Lamborghini Cheetah respondía a una estrategia para ganar el contrato militar. Al contar con un bloque de Chrysler, el ejército de Estados Unidos vería con buenos ojos la posibilidad de equiparlo en su flota. Sin embargo, a realidad golpeó de nuevo a Lamborghini, y los altos mandos militares decidieron que no adoptarían ningún vehículo construido fuera de Estados Unidos. El contrato finalmente se lo llevó AM General y su modelo HMMWV (High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle), más conocido como Humvee o Hummer.

El proyecto Cheetah acabó con Lamborghini en quiebra

Lamborghini Cheetah 1977

Por aquel entonces, Automobili Lamborghini estaba embarcado en otro proyecto. La colaboración con BMW para el desarrollo del BMW M1 (prueba), al que la firma italiana contribuyó con la puesta a punto del chasis y la geometría de suspensión, había dejado una importante inyección de capital en las cuentas de la compañía. Sin embargo, los costes de desarrollo y fabricación del Cheetah fueron muy elevados y Lamborghini se vio obligado a pagar las facturas con el dinero destinado al diseño y desarrollo del prototipo E26 de BMW.

Lamborghini Countach Evoluzione (1987): el prototipo jamás mostrado al público

El dinero se agotó rápidamente y la producción del M1 no pudo comenzar en la fecha acordada. Esto supuso la pérdida del contrato de colaboración con BMW y un nuevo mazazo a los planes de Lamborghini. En un lapso de tiempo de unos pocos meses, la compañía había perdido dos importantes oportunidades de negocio. Lamborghini se declaraba en bancarrota en 1978.

Lamborghini Cheetah 1977

A pesar de la mala situación, la llegada de los hermanos Mimram reflotó a Lamborghini. El Cheetah, a su vez, serviría como base para el desarrollo del prototipo LM001 que, a su vez, desembocaría en el conocido Lamborghini LM002. Finalmente, la marca del toro dorado tendría su todoterreno en 1986, nueve años después de que se presentara su Leopardo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.