Con el Genesis GV60 la marca coreana se adentra en territorio hasta ahora desconocido: su primer coche eléctrico es primo hermano de los Kia EV6 y Hyundai Ioniq 5, un SUV más cercano a los crossover de formas suaves.

En el frontal se encuentran los ya característicos faros dobles de Genesis, no existe una parrilla como tal, pero el paragolpes está ocupado casi en toda su anchura por una enorme toma entrada de aire. En él ya se aprecia una protección inferior de plástico que se extiende a los pasos de rueda, continúa por los faldones laterales y llega hasta la zaga, formando un difusor en el que, como es lógico, no hay sistemas de escape.

Genesis GV60

Otros detalles interesantes son la presencia de las barras del techo, el marco cromado de las ventanillas, presente solo en la zona superior, que hace un ‘zigzag’ en el pilar C y pasa a enmarcar la parte inferior de la luna trasera, que está rematada con un alerón que integra una fina luz de freno.

El habitáculo deja claro el estatus premium del modelo con tapicería de cuero para asientos, volante, puertas y salpicadero; siendo protagonista en éste la pantalla continua que forman al unirse el cuadro de instrumentos digital y la consola central. También destacan las pantallas en las bases de los pilares A, que muestran las imágenes captadas por las cámaras que hacen las veces de retrovisores.

Genesis GV60

El Genesis GV60 emplea la plataforma E- GMP (Electric Global Modular Platform) que también usan los mencionados Kia y Hyundai y, aunque no se ha concretado su apartado técnico, se espera que sus opciones mecánicas sean muy similares a las de estos dos, que se ofrecen tanto como vehículos de tracción trasera como en versiones de tracción integral.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.