Aunque pueda parecer un detalle mínimo, cuando se produce un cambio tan importante en las matrículas españolas como el que acaba de suceder siempre resulta llamativo ver las nuevas placas que empiezan a circular por las carreteras. A escasos días de que llevaran tres años en activo las matrículas con la letra L, se acaba de realizar el cambio de letra a la M.

El 6 de septiembre de 2019 se matriculó el primer vehículo en España con la matrícula LBB y el pasado 2 de septiembre se matriculó el primero con la matrícula MBB. 2 años, 11 meses y 26 días han sido necesarios para matricular toda la serie de matrículas con la letra L, desde 0000 LBB hasta 9999 LZZ. Y ahora da comienzo un nuevo ciclo que irá desde 0000 MBB hasta 9999 MZZ.

Al fin se produce el importante cambio en las matrículas españolas

matriculas españolas

Según hemos podido saber, el último coche matriculado en España con la letra L ha sido un Volkswagen T-Cross (prueba), mientras que el primero con la nueva letra ha correspondido a un SsangYong Tivoli (prueba). La última matrícula que se ha registrado, en base a la información compartida por el portal Dieselogasolina.com, ha sido 15** MBB y corresponde a una motocicleta Kymco 400. Señalar que estas matrículas corresponden a los datos publicados por el día anterior por la DGT, por lo que puede haber cierto desajuste entre la última matrícula publicada y la que en realidad se ha registrado.

Última matrícula: ¿qué matrícula me tocará?

El 18 de septiembre de 2000 se producía el cambio de matrícula de las clásicas provinciales al formato actual, con la placa 0000 BBB. Con este formato, la DGT se aseguraba un total de más de 80 millones de combinaciones de matrículas que bastarían para registrar vehículos durante 40 años. En casi 22 años estamos muy cerca de llegar a la mitad de las matrículas de este formato ya registradas, por lo que a este ritmo debería haber matrículas disponibles hasta 2045, aproximadamente.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.