Hyundai i30 Fastback: la tercera carrocería disponible en 2018

Hyundai i30 Fastback

En un día transcendental para Hyundai, la firma surcoreana ha decidido presentar dos novedades importantes. Una de ellas es el Hyundai i30 Fastback, la que es la tercera carrocería de la nueva generación del compacto. Esta ofrece un nuevo estilo para los compradores que no se decantan por el compacto de cinco puertas por sus dimensiones, ni necesitan tanto espacio como la versión familiar ofrece.

Junto al Hyundai i30 N, el primer integrante de la recién estrenada división deportiva N de la marca, el i30 Fastback se une a la alineación compartiendo protagonismo con el Hyundai i30 2017 (prueba) y el Hyundai i30 CW 2017 (prueba). En comparación al hatchback de cinco puertas encontramos 30 mm menos de altura y 115 mm más de longitud, mientras que la altura del techo es ahora 25 mm inferior, lo que mejora la aerodinámica y crea una impresión visual muy parecida a la de un coupé.

Frontal Hyundai i30 Fastback

Algunos de los cambios de estilo del i30 Fastback con respecto al resto de la gama es el diseño del capó, que reduce en altura la posición de la parrilla en cascada y añade una entrada de aire horizontal más baja, las luces LED diurnas y los faros delanteros con un bisel oscuro completan el frontal. En la vista lateral encontramos un alerón trasero arqueado, integrado en el portón trasero y mezclado con los faros, se ha rediseñado el pilar C para darle la inclinación apropiada y la zaga es completamente nueva, tanto faros, como portón del maletero y paragolpes.

El Hyundai i30 Fastback está disponible en doce colores exteriores diferentes, los cuales se dividen en tres tonos perla, siete opciones metalizadas y otras dos sólidas, mientras que el interior disfruta de tres colores diferentes. Por otro lado, se han realizado algunos ajustes a nivel dinámico, como es el caso de la suspensión, la cual ha sido recalibrada aumentando su rigidez en hasta un 15% para ofrecer una experiencia de conducción más ágil.

Interior Hyundai i30 Fastback

A nivel mecánico encontramos una gama compuesta por dos unidades turbo de gasolina que han sido recientemente integradas en el nuevo I30 2017. Encontramos un 1.4 T-GDI de 140 CV, disponible con trasmisión manual o automática de doble embrague y siete relaciones, y un tricilíndrico turbo de 1.0 litro T-GDI de 120 CV, disponible únicamente con caja manual de seis velocidades. En cuanto a los diésel tenemos el conocido 1.6 litros CRDi con dos niveles de potencia, 110 y 136 CV, los cuales pueden asociarse a transmisiones manuales de seis velocidades o automáticas de doble embrague y siete relaciones.

Su lanzamiento al mercado europeo está previsto para principios de 2018 y, una vez llegue, los compradores podrán disfrutar de un amplio nivel de equipamiento de seguridad, como el sistema de frenado de emergencia autónomo, la alerta de atención al conductor, el asistente de luz y el de mantenimiento de carril, estando disponible opcionalmente el sistema de reconocimiento de peatones, el control de velocidad de crucero adaptativo, la alerta de tráfico cruzado y el lector de señales de tráfico.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here