Junto a la nueva generación del Hyundai i10, la marca coreana ha presentado en el Salón del Frankfurt 2019 el Hyundai i10 N Line, una variante que saca su lado más deportivo, con los habituales añadidos estéticos y con la inclusión en exclusiva de un motor más potente que no está disponible para el resto de la gama.

El Hyundai 45 EV Concept señala el camino eléctrico de la marca

En el exterior se distingue por tener tanto una parrilla como un paragolpes delantero específicos, aquella con tres detalles en rojo e incorporando en sus laterales las luces diurnas LED, con un vistoso formato de tres líneas verticales; por el labio inferior en rojo, por la carrocería con el techo en color de contraste, por el difusor trasero en negro y por las llantas de 16 pulgadas, con un diseño específico de lo más llamativo.

El habitáculo también recibe una moderada ración de deportividad gracias al volante y la palanca de cambios con costuras rojas, tono que repite en las salidas de aire del salpicadero, además de por los pedales de metal.

Hyundai i10 N Line

Hyundai ha querido sumar además un nuevo motor que es exclusivo del Hyundai i10 N Line, un bloque 1.0 T-GDi de 100 CV y 172 Nm de par máximo. Puede parecer un propulsor pequeño, pero se trata de la opción más potente para el modelo, que también está disponible con el 1.2 MPi de 84 CV y 118 Nm con el que se dio a conocer la actual generación. Tanto uno como otro se combinan en exclusiva con un sistema de tracción delantera y con una caja de cambios manual de 5 velocidades.

Hyundai Veloster N ETCR: la electricidad llega a Hyundai Motorsport

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.